Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Sindicatos volvieron a protestar en Francia

Francia vivió una nueva jornada de protesta ayer contra la reforma laboral. Los números de la convocatoria resultaron sorprendentemente disímiles. La policía de París dijo que fueron 125.000 personas, los líderes sindicales convocantes que fueron más de 1 millón.
Más allá de los números, lo ciertos es que desde hace tres meses se mantiene la presión hacia el Ejecutivo socialista para que no se trate la conflictiva ley.
"Ante este rechazo masivo de parte de una mayoría de empleados y de la opinión pública, ¿cuánto tiempo va a seguir dando la espalda el Gobierno a las legítimas reivindicaciones del mundo laboral? ¿Hasta dónde deberemos ir?", fueron las preguntas que disparó en un comunicado el secretario general de la central sindical CGT, Phillippe Martínez.
Las marchas que se registraron en todo el país tuvieron su epicentro en París donde hubo enfrentamientos con la policía, por los que fueron detenidas 60 personas y 40 resultaron heridas
Grupos de jóvenes con los rostros cubiertos rompieron vidrios de comercios y arrojaron piedras.
La policía disparó gases lacrimógenos y usó cañones lanza-agua para dispersarlos.
"Este no es el fin"‘, dijo Martinez. "La lucha está lejos de terminar".
Los sindicatos CGT y Force Ouvriere afirman que la reforma minará los estándares de protección laboral. El Gobierno argumenta lo contrario e insisten que los cambios ayudarán a reducir la tasa de desempleo que ronda el 10%.