Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Senadores citan al yerno de Trump por el supuesto complot con Rusia

El Presidente de Estados Unidos enfrenta otro revés. Su asesor y yerno, Jared Kushner, será interrogado en el Capitolio por la infiltración informática

Senadores citan al yerno de Trump por el supuesto complot con Rusia

La investigación sobre un presunto complot entre asesores del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y Rusia para influir en el resultado de las elecciones del año pasado llegó al círculo más cercano del mandatario, luego de que su yerno y consejero, Jared Kushner, fuera citado a testificar ante la comisión legislativa investigadora.

La comunidad de inteligencia de Estados Unidos concluyó que Moscú orquestó una infiltración informática al Partido Demócrata durante la campaña para las presidenciales de noviembre en Estados Unidos y divulgó la información robada para favorecer un triunfo del republicano Trump sobre la demócrata Hillary Clinton, acusaciones que Rusia niega.

Kushner está dispuesto a testificar "voluntariamente" ante el Comité de Inteligencia del Senado por sus contactos con funcionarios rusos, confirmó ayer el portavoz presidencial, Sean Spicer, e indicó que aún no hay fecha para la comparecencia.

Según The New York Times, Kushner se reunió con el embajador ruso en Washington, Sergei Kislyak, durante la campaña electoral y en el período de transición entre noviembre y el 20 de enero, cuando el mandatario asumió el cargo. Además, a petición de Kislyak se reunió en diciembre con el banquero ruso Sergei Gorkov, consejero delegado del banco nacional ruso Vnesheconombank y graduado de la academia de los servicios secretos rusos.

Al ofrecerse a comparecer de manera voluntaria, Kushner podría librarse de tener que declarar bajo juramento.
Spicer reiteró que los contactos de Kushner se debían a que el marido de Ivanka Trump era el enlace oficial con gobiernos extranjeros. "Él era el punto de contacto con gobiernos extranjeros hasta que hubo un equipo en el Departamento de Estado, ya que hubo un retraso (hasta que el secretario de Estado, Rex Tillerson, fue confirmado en febrero)".

En tanto, el vocero también anunció que Trump designó a Kushner para dirigir la Oficina de Innovación Estadounidense, una nueva dependencia de la Casa Blanca donde aplicará ideas del ámbito empresarial al funcionamiento del gobierno federal y se centrará "en la tecnología y los datos, escuchando a los líderes de la industria".

Según Spicer, el objetivo es aplicar "la mentalidad del presidente" –un magnate inmobiliario–, "a un gran número de operaciones y servicios gubernamentales" para "mejorar la calidad de vida de todos los estadounidenses". Por su parte, Kushner, de 36 años, le dijo al Washington Post que "el gobierno debería funcionar como una gran compañía estadounidense. Nuestra esperanza es que podamos lograr éxitos y rendimientos para nuestros clientes, que son los ciudadanos".