Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Senado brasileño aprobó una ley que pone freno al monopolio de Petrobras

El Senado brasileño aprobó una medida que elimina la obligación de que la estatal Petrobras sea única operadora y que deba participar con mínimo de 30% en todos los consorcios que explotan los ricos yacimientos del pre-sal.
Tras seis horas de debate en el Congreso en Brasilia, la iniciativa votada el miércoles casi a la medianoche obtuvo 40 votos a favor, 26 en contra y dos abstenciones. La medida ahora debe ser sometida a votación en la Cámara de Diputados.
El proyecto propone el fin de la obligatoriedad por ley de Petrobras de ser la única operadora en estos ricos pozos en aguas ultraprofundas bajo el océano Atlántico, así como el fin de la exigencia de que tenga un m¡nimo de 30% de participación en todos los bloques, aliada con otras empresas extranjeras.
En la práctica, la medida abre posibilidades para que empresas extranjeras participen en solitario de próximas subastas de los bloques.
La idea original es del senador opositor José Serra, del partido socialdemócrata PSDB, pero fue modificada. El texto aprobado permite que Petrobras tenga derecho a preferencia para ser operadora de los bloques, lo que no estaba garantizado en el proyecto original.
"Estamos queriendo entregar el pre-sal a precio de banana a las multinacionales del petróleo", criticó el senador del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), Lindbergh Farias. "Nadie está entregando nada, todo continúa en manos del poder público. Sólo que Petrobras no está obligada a invertir", defendió de su lado Serra.
La aprobación de esta medida en el Senado ocurre en momentos críticos para Petrobras, golpeada por un mega escándalo de corrupción. Endeudada y con el precio del petróleo en caída libre, la estatal redujo en 24,5% su plan de inversiones hasta 2019 y vendiendo sus activos en el exterior.