Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Semana clave en Brasil: el PMDB define si rompe con Dilma y ya alista plan propio

El partido que lidera el vice Michel Temer y que es socio del PT desde 2003, ya prepara un plan que recorta el gasto y programas sociales ante eventual destitución de Rousseff

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, enfrentará esta semana una de las más difíciles desde que el proceso de impeachment que podría terminar con su destitución fue abierto en el Congreso; una semana que será crucial en el futuro de la crisis política y económica brasileña. Mañana, el Partido Democrático Brasileño (PMDB), que lidera el vicepresidente Michel Temer, resolverá si abandona oficialmente la coalición gobernante encabezada por el Partido de los Trabajadores (PT) y deja los siete ministerios que ocupa actualmente. Un día después, el miércoles, el Supremo Tribunal Federal deberá decidir si avala el nombramiento del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva como jefe de Gabinete, luego de que un magistrado de esa Corte hiciera lugar al pedido de dos partidos políticos de bloquear dicha designación.
Sin lugar a dudas, toda la atención estará acaparada por la decisión que tome la cúpula del PMDB, el mayor partido político de Brasil que fue socio de Lula durante sus dos mandatos y ahora de Rousseff. Si la resolución es romper con el PT, se agravará aun más la situación de la mandataria con vista a la votación en el Congreso para llevar adelante o no el juicio político en su contra, proceso que el gobierno considera un "golpe institucional" debido a que la acusación se basa en maniobras fiscales con el presupuesto que, según Dilma, realizaron todos sus antecesores desde 1985.
Cuáles son las chances de que los pemedebistas estén dispuestos a dar ese paso es aun una incógnita. Por lo pronto, el diario Estado de San Pablo informó ayer que el partido ya está pararando un plan ecónomico de gobierno que pondría en marcha si los acontecimientos finalmente se precipitan, Rousseff enfrenta juicio político y eso lleva a la formación de un nuevo gobierno. En ese escenario Temer asumiría la presidencia si ella es destituida.
Según el diario, el partido está consultando a economistas para terminar de darle forma a un programa que considera cambios en los beneficios sociales, incluido un gran programa de viviendas, en una campaña por reducir el gasto y restablecer el equilibrio fiscal.
"Estamos viendo medidas que podrían beneficiar a la población, pero al mismo tiempo lograr un equilibrio fiscal y mantener saneadas las cuentas del Gobierno", dijo Moreira Franco, un ex ministro de Rousseff, según lo citó el diario. Franco está a cargo de armar un paquete de posibles medidas, informó el periódico.
Muchos culpan a Rousseff por hundir a la economía en su peor recesión en al menos 25 años y este mes se han realizado enormes protestas en su contra en ciudades de todo el país. La crisis política ha sido agravada por una extensa investigación contra casos de corrupción. La mandataria ha reiterado en varias oportunidades que no renunciará a su cargo.
Uno de los potenciales cambios que evalúa el PMDB se relaciona con el programa de viviendas llamado ‘Minha Casa, Minha Vida’, que recibe grandes subsidios del fondo federal FGTS, originalmente destinado a compensar a los trabajadores que perdían sus empleos.
"Hay que enfrentar esto antes de que se convierta en un enorme problema. Ellos (el gobierno) están llevando al FGTS al límite", dijo Franco, sin entregar más detalles.
Otras posibles medidas incluyen recortes a un programa para financiar las matrículas universitarias y la eliminación de exenciones tributarias a algunos sectores industriales.
El diario también dijo que el PMDB está considerando imponer límites a la ‘Bolsa Família‘ para aplicarlo sólo al 10% más pobre de la población, que vive con menos de 1 dólar al día.