Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Sector público cierra 2015 con déficit primario record en Brasil

Sector público cierra 2015 con déficit primario record en Brasil

El sector público consolidado cerró 2015 con un déficit primario record de R$ 111.249 millones o 1,88% del Producto Bruto Interno (PBI). En 2014, el déficit había alcanzado al 0,57% del PBI. Con el porcentaje anual se cumplen dos años consecutivos de déficit primario, lo que representan un hecho inédito del Banco Central (BC) que comenzó en 2001.

En diciembre, el rojo fue de R$ 71.729 millones, el peor resultado para un mes que registran las estadísticas. En noviembre, el resultado negativo había sido de R$ 19.567 millones; en diciembre de 2014, fue de R$ 12.894 millones.

Los resultados del mes y del año fueron peores a los que esperaban analistas del sector privado. En promedio, preveían déficits de R$ 64.100 millones y R$ 105.100 millones, respectivamente.

El resultado del año capta un déficit del gobierno central de R$ 61.763 millones y de R$ 9.966 millones de estados (provincias), municipios y sus respectivas empresas estatales.

El exministro de Hacienda Joaquim Levy había prometido a inicios de 2015 economizar R$ 66.300 millones, o 1,13% del PBI. En julio, ese objetivo se abandonó. En función de la pérdida de recaudación y de un escenario económico más difícil de lo previsto, la meta de superávit cayó a R$ 8.700 millones, o 0,15% del PBI. Finalmente, después de una batalla en el Congreso, el gobierno consiguió la autorización para llegar a un déficit de R$ 115.800 millones, acomodando en esa cifra el pago de las denominadas “pedaleadas fiscales” (maquilla de las cuentas a través de demoras de transferencias del Tesoro Nacional a los bancos públicos), que rondaron los R$ 55.000 millones.

El objetivo es presentar un superávit de R$ 30.500 millones, o 0,5% del PBI en 2016, pero existe desconfianza con respecto a la posibilidad de llegar a esa meta, que depende de que el Congreso apruebe un impuesto sobre las transacciones financieras.

Los números presentados por el BC se refieren al desempeño fiscal del Estado, los estados provinciales, municipios y empresas bajo control de los respectivos gobiernos, excluidos bancos estatales, Petrobras y Eletrobras.