Secesionistas catalanes abandonan la unilateralidad

El partido independentista del presidente catalán destituido Carles Puigdemont anunció que dejó de lado la postura rupturista "unilateral" con el resto de España y que priorizará la negociación política, declaró su coordinadora general.

El conservador PDeCat sumó a esta postura al izquierdista ERC, con lo que quedó sólo el CUT, el ala más radicalizada del independentismo, en una posición rupturista intransigente.

La "bilateralidad es necesaria", declaró la coordinadora general del PDeCat, Marta Pascal. Para conseguir la independencia de esta región, "nos faltan cosas". Que la declaración pueda hacerse efectiva "y sobre todo crecer en mayoría, que haya más gente" que la apoye, aseguró.

Un sondeo señaló que Cataluña está dividida en partes iguales en torno a su secesión. Los que no quieren un Estado independiente son un 40,2% frente al 39,2% que apuestan por la ruptura.

En tanto, la opción del referéndum pactado es la apuesta del 48,9% de los residentes catalanes.