Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Se derrumbó un 15,3% en julio la producción de vehículos en Brasil

Aunque mejoró un 4,7% en relación al mes anterior, el descenso marca la crisis que sufre el sector. Empresarios, sin embargo, se muestran optimistas

La producción de autos en caída libre

La producción de autos en caída libre

Brasil fabricó en julio 189.907 vehículos, lo que representó un 4,7% más que en el mes de junio, pero sufrió una brusca caída de 15,3% frente al mismo mes del año anterior, según informó la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea).

La asociación también precisó que en el primer semestre de 2016 salieron de las líneas de montaje 1,2 millones de automóviles comerciales, camiones y autobuses, una cifra un 20,4% inferior a la del mismo periodo del 2015.
El empleo también se vio golpeado en el mes de julio, cuando el sector contaba con 126.814 empleados, 6,6% menos frente al mismo mes del año anterior.

Según los datos de Anfavea, que prácticamente coinciden con los divulgados recientemente por la Federación Nacional de Distribuidores de Vehículos (Fenabrave), Brasil vendió en julio 181.408 unidades, 20,3% menos comparado con julio del año anterior.

En medio de los datos negativos del sector, las exportaciones continuaron por la senda del crecimiento y en julio alcanzaron u$s 791.645, sin tener en cuenta la maquinaria agrícola. La cifra registrada en julio es 8,2% superior a la de junio y 25,1 % mayor a la del séptimo mes de 2015. No obstante, el valor de las exportaciones cayó 10% si se tiene en cuenta el acumulado en los siete primeros meses de 2016.

El sector del automóvil enfrenta una severa crisis en medio de la debilidad económica del país, la cual ha golpeado fuertemente la demanda de los consumidores. Los fabricantes han tenido que adaptar su producción con el fin de hacer frente a la caída de las ventas, lo que también ha aumentado el número de despidos y las vacaciones colectivas de los trabajadores.

Más allá de los malos datos, el presidente mundial del grupo Nissan-Renault, Carlos Ghosn, manifestó su confianza en la recuperación de Brasil pese a la recesión del país, a la crisis política y a la caída de las ventas.
"Estamos en un momento especial para el país pese a los problemas por los cuales pasan la economía y la política", aseguró Ghosn.

La economía de Brasil sufrió una caída del 3,8 % en 2015, su peor resultado en los últimos 25 años, y los analistas prevén una caída cercana al 3,2 % en 2016.