Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Rousseff quiere imponer límite legal al gasto público

El gobierno de Brasil planea establecer un límite legal al gasto público y adoptar metas fiscales flexibles como parte de reformas para recuperar el crecimiento económico, según afirmó ayer la presidenta Dilma Rousseff, en su discurso de apertura del año legislativo ante ambas cámaras del Congreso.
"Queremos discutir con el Congresso Nacional la fijación de un límite global para el crecimento del gasto primario de gobierno para dar más previsibilidad a la política fiscal y mejorar la calidad de las acciones de gobierno", sostuvo la mandataria.
Su participación fue un gesto de acercamiento al Legislativo tras un 2015 cargado de hostilidades por el proceso de juicio político en su contra.
Rousseff pidió apoyo a diputados y senadores para aprobar las leyes con las que pretende sacar al país de la recesión.
Precisamente una de esas medidas, la reinstauración del impuesto que gravar todas las transacciones financieras, provocó varios abucheos por parte de la oposición, que obligaron a Dilma a interrumpir su discurso. Rousseff les pidió que "consideren la excepcionalidad del momento" para cambiar de opinión y votar a favor.
Asimismo, Dilma desgranó una serie de propuestas económicas a corto, medio y largo plazo, entre las cuales se comprometió a simplificar el complejo sistema de impuestos indirectos, nuevas medidas a favor de la inversión privada para impulsar las exportaciones, y el impulso de una reforma del sistema previsional.
Dilma también aprovechó para pedir que se castigue "con rigor" a los responsables de actos de corrupción, en alusión al escándalo en Petrobras por el que son investigados medio centenar de diputados y senadores.