Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Renunció el gobernador de Alabama, perseguido por un escándalo extramatrimonial

Robert Bentley estaba por enfrentar un proceso de destitución. Lo acusaban de utilizar fondos públicos para encubrir el amorío con una asesora.

Renunció el gobernador de Alabama, perseguido por un escándalo extramatrimonial

El gobernador del estado de Alabama Robert Bentley renunció al cargo después de que saliese a la luz que intentó obstruir una investigación donde se buscaba determinar si utilizó fondos públicos para encubrir un affaire con una asesora.

La relación clandestina entre Bentley y Rebekah Mason había sido el detonante de un proceso destitución del político en la Cámara de Representantes, pero antes de que el cuerpo se pronunciase el funcionario dio un paso al costado.

Hace un año, los miembros del Comité judicial de la Cámara introdujeron una moción para proponer la destitución del gobernador por supuestas negligencias en el desempeño de sus funciones y corrupción en el cargo. El primer paso era llevar a cabo una investigación "objetiva y concienzuda" que esclareciera los hechos.

El pasado viernes se hizo público el informe de 130 páginas basado en las entrevistas mantenidas con 20 testigos y la revisión de 10.000 documentos. Su conclusión es que la "relación inapropiada" entre el gobernador -que ocupa el cargo desde 2010- y su asesora tuvo lugar.

En el documento, se sostiene que Bentley utilizó a miembros de las fuerzas del orden para, entre otras labores, "romper con Mason de su parte" o conducir a Tuscaloosa para recuperar las grabaciones de su hijo e incluso conducir a otra localidad para ver si una colaborada guardaba una copia. "Para garantizarse el silencio de su equipo”, indica el documento, el gobernador "fomentó una atmósfera de intimidación".

Bentley, de 74 años, sostiene que no ha cometido ningún acto ilegal.

El informe de Sharman, que tenía como objetivo ser el punto de partida de las audiencias en la Cámara de Representantes estatal, deja constancia de la falta de colaboración del gobernador en la investigación. De hecho, se refiere a las "tácticas de obstrucción" que siguió el político.

Bentley y la entonces primera dama, Dianne Bentley, se divorciaron en 2015. Según relata el documento, las sospechas de su esposa comenzaron en 2014; fecha en la que se realizaron las grabaciones que salieron a la luz hace un año.