Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Renuncia Johnson a suceder a Cameron y explota la interna entre los conservadores

El ex alcalde de Londres era el favorito para llegar a Downing Street. Su salida abre el camino a Theresa May, una ministra que aparece como garantía de unidad entre los tories

El ex alcalde de Londres Boris Johnson, que aparecía como favorito para suceder al saliente primer ministro del Reino Unido David Cameron, renunció ayer a su candidatura, luego de que Michael Gove, ministro de Justicia y su aliado en la campaña por el Brexit, golpeara sus aspiraciones anunciando por sorpresa que ingresará a la competencia, lo que alteró la pelea en las filas del dividido Partido Conservador.

La salida de Johnson despeja el camino a otra candidata de peso, la ministra del Interior Theresa May, vista como capaz de unificar al partido y aportar la imagen de autoridad que demandan los mercados.

May jugó a favor de que los británicos se queden en Europa pero ayer desestimó dar marcha atrás con el Brexit. El ministro de Sanidad Jeremy Hunt definió la saga que abrió entre los tories la decisión de abandonar la UE.

"Se parece un poco a la serie de televisión House of Cards, o quizás es que demasiados políticos ven Juego de Tronos", dijo, en referencia a las producciones que narran con crudeza los vaivenes de la política y el poder.
Una destacada figura conservador Michael Heseltine disparó contra Johnson, la cara más visible de la campaña a favor de la ruptura.

"Destrozó al partido, provocó la mayor crisis constitucional de los tiempos modernos. Hizo desaparecer miles de millones de libras de los ahorros del país", dijo y lo criticó por abandonar la contienda.

La jugada de Gove alejó al controvertido Johnson, al que incluso quienes respaldaron el Brexit lo veían con pocas calificaciones para liderar el proceso. Los popes de la UE insisten en que GB debe activar la salida antes de iniciar una negociación sobre la futura relación con el bloque y se niegan a otorgarle un acuerdo "a la carta", como pretenden los pro Brexit.

Al anunciar su postulación, May prometió que si gana la disputa no adelantará las elecciones legislativas previstas para 2020 y esperará a 2017 para activar el artículo 50 de los tratados europeos, la llave para iniciar la desconexión del bloque. Y negó la posibilidad de un segundo referéndum. "Brexit significa Brexit", sentenció.

Junto con May y Gove, competirán por la presidencia del Partido Conservador y el cargo de primer ministro el secretario de Trabajo y Pensiones Stephen Crabb, el antiguo ministro de Defensa Liam Fox, y la secretaria de Energía Andrea Leadsom. Los diputados deberán primero elegir dos finalistas, que se someterán al voto de los afiliados. El 9 de septiembre se conocerá el nombre del ganador.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar