U$D

VIERNES 24/05/2019

Reino Unido: se termina el tiempo y apuran un acuerdo sobre el Brexit

A cuatro días del fin del plazo extra, el gobierno de Theresa May se muestra dispuesto a firmar una "unión aduanera" con la UE por pedido de la oposición

May confía en que la UE extienda el plazo para lograr un acuerdo

May confía en que la UE extienda el plazo para lograr un acuerdo

El gobierno conservador de Theresa May y la oposición laborista del Reino Unido reactivaron las negociaciones para alcanzar un acuerdo que permita llegar a un Brexit negociado con la Unión Europea, a cuatro días del fin del plazo extra solicitado.

Un portavoz oficial de la primera ministra confirmó que ambos equipos negociadores mantuvieron ayer conversaciones técnicas y se espera continúen durante el día de hoy.

Por su parte, el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, indicó que el diálogo con el Ejecutivo fue "serio" hasta ahora, pero reprochó a May que todavía no haya movido sus líneas rojas lo suficiente para poder cerrar un compromiso.

Los laboristas exigen formar una unión aduanera con la Unión Europea (UE) tras el "Brexit", una posibilidad que rechaza el sector euroescéptico de los conservadores.

Esa facción de los "tories" cree que ese arreglo limitaría la capacidad de Londres para cerrar acuerdos de libre comercio con países terceros, como Estados Unidos. Se trata de una crítica similar a la que hacen de la controvertida salvaguarda para evitar una frontera en Irlanda del Norte.

Los contactos con los laboristas encendieron los ánimos de los diputados conservadores euroescépticos. Uno de ellos, Mark Francois, solicitó al presidente de su grupo parlamentario, Graham Brady, celebrar un voto de reprobación contra May.

Brady, sin embargo, aseguró esta tarde que no se prevé que esa petición se vaya a llevar adelante.

En diciembre, May ganó una moción de confianza como jefa del Partido Conservador, por lo que no puede ser retada por esa misma vía hasta finales de este año.

Ante el rechazo que provoca una unión aduanera en el sector euroescéptico, los laboristas presionan a May para que diseñe un mecanismo legal que dificulte a su posible sucesor en Downing Street dar marcha atrás y apostar por una relación más distante con la UE una vez se haya materializado el Brexit.

Si el Gobierno y los laboristas llegan a un acuerdo, los arreglos para formar una nueva unión comercial con Bruselas se plasmarían en el documento político que acompaña al tratado de salida de la Unión Europea. Ese texto no es legalmente vinculante, por lo que un eventual nuevo primer ministro británico podría intentar cambiar sus términos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping