Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Qué se juega la economía peruana en las elecciones presidenciales

En el marco de una sostenida desaceleración, los candidatos hablan de apostar al mercado interno y aumentar el déficit fiscal. Las principales propuestas de los referentes de los tres favoritos a suceder a Humala.

Qué se juega la economía peruana en las elecciones presidenciales

Hoy será la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Perú. En medio de una caída sostenida de la expansión de la actividad, los peruanos dejaron atrás los años de tasas chinas de crecimiento, en el que llegaron a tocar un pico de suba interanual de más del 15% de su PBI hace 10 años. 

De acuerdo con las últimas encuestas publicadas antes de las elecciones, la candidata conservadora de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, encabeza la intención de voto con cifras que van desde el 35 al 37%, seguida del ex ministro de Economía entre 2001 y 2002, el liberal Pedro Pablo Kuczynski, con el 16%. Muy cerca, casi en un empate técnico, se ubica en el tercer puesto la candidata de la izquierda peruana, Verónika Mendoza, que sumaría un 15% de los sufragios.

Si se confirman estos resultados, ninguno de los candidatos obtendría la victoria en la primera vuelta, por lo que se celebraría el ballottage presidencial el 5 de junio de este año, tan solo un mes antes de la toma de posesión del nuevo Jefe de Estado y sucesor de Ollanta Humala.

En 2015, la economía de Perú se expandió un 3,26% interanual, de acuerdo con datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

El crecimiento estuvo motorizado por el sector de la pesca, que logró un resultado positivo respecto del período anterior del 15,87%, seguido por la minería, que tuvo un incremento del 9,27% y registró su mejor performance anual desde 2005. 

 

Si bien los resultados fueron positivos para algunos sectores en 2015 (la manufactura se contrajo), el crecimiento de la economía peruana viene frenándose año a año desde 2010. Parte de la desaceleración se explica por la baja de los precios de materias primas, una caída que afectó a todas las economías latinoamericanas. 

Perú, como gran parte de los países de la región, centra su actividad económica en la comercialización externa de commodities, principalmente minería y pesca. 

"En Perú no hay producción nacional. No existe una matriz de reconversión que introduzca valor agregado a lo que se extrae, fundamentalmente minería", dijo en diálogo con CRONISTA.COM Carlos Echevarría, ex jefe de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de Perú entre 2000 y 2006.

Las tasas chinas de crecimiento que se registraron en el país andino hasta 2011 no se tradujeron luego en inversión en infraestructura, y tampoco mejoraron los indicadores de empleo nacionales. El nivel de informalidad de los trabajadores peruanos alcanza al 75% y 4 de cada 10 empleados no tienen seguro de salud. La pobreza, de acuerdo con números oficiales, es superior al 23% en promedio, aunque llega al 15% en zonas urbanas y a más del 40% en las poblaciones rurales.

 

Qué proponen los candidatos en materia económica

El debate entre los referentes económicos de los tres principales candidatos a la presidencia se enfoca en cómo hacer para frenar la desaceleración económica.

La apuesta de la izquierda peruana, con Oscar Dancourt como referente del Frente Amplio de Verónica Mendoza, apunta a modificar la Ley de Transparencia, que exige que el déficit fiscal no puede ser mayor al 1% del PBI. Ellos quieren subir ese límite a un 2%. La propuesta también contiene la anulación de un recorte de impuestos a grandes contribuyentes que impulsó Ollanta Humala a fines de 2014 para favorecer la inversión, pero que, según el economista, significó una merma del 2% del PBI (u$s 4.000 millones aproximadamente) que no se tradujo en un impulso de la economía.

Dancourt remarcó la necesidad de subir el Salario Mínimo a 1000 soles (casi u$s 300), para recuperar el poder adquisitivo perdido ante el avance de la inflación en los últimos años. La lectura que hace el economista es que esto será un motor del consumo, y por lo tanto del ciclo económico interno. 

Desde el Frente Popular de Keiko Fujimori la mirada está puesta en un shock de inversiones tanto del sector público como del sector privado, sobre todo a través de la dinamización del la Agencia Proinversión. Enrique Vázquez, la cabeza de su equipo económico, remarcó que el Estado debe "administrar adecuadamente" los ingresos públicos, aunque no dio detalles de cuáles serán las incitativas que impulsarían en el caso de llegar a la presidencia.

Peruanos Por el Kambio, que lleva a Pedro Pablo Kuczynski a la cabeza de su lista, habla de un "plan de reactivación" apuntado al mercado interno. El combo de Alfredo Thorne, líder del equipo económico de PPK, incluye un impulso fiscal motorizado por una reforma a la Ley de Transparencia para llevar el déficit al 3% y destinar esos fondos a inversiones en infraestructura, aunque remarcó que incluirán una prohibición explícita de utilizar esos fondos en los gastos corrientes. La propuesta consigna además que se llevaría adelante una reforma tributaria a favor de las empresas, y buscarían destrabar u$s 26.000 millones de inversiones privadas que se encuentran paralizadas por cuestiones legales.

 

El panorama político hacia adelante

Además de las elecciones presidenciales, los peruanos eligen 130 parlamentarios, es decir, la totalidad de los representantes el Congreso unicameral.

Al igual que en la Argentina, la distribución de las bancas en el órgano legislativo se definen en la primera vuelta electoral, por lo que, en un eventual escenario de segunda vuelta en el que pierda Keiko Fujimori, aún así su fuerza política sería la primera minoría en el Congreso.

De acuerdo con las proyecciones que surgen de las encuestas, la fujimorista Fuerza Popular se quedaría con 50 bancas aproximadamente, casi un 50% más de lo que actualmente tiene en el Parlamento.

"Hay un marco institucional muy débil en Perú. Algunos hablan incluso de que son elecciones casi-democráticas", dijo a este medio Echevarría sobre la situación actual del país andino. "Si se dan estos resultados, Fujimori puede coaccionar la gobernabilidad del presidente que sea electo", aseguró.