Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Putin asegura que puede demostrar que Trump no le dio información secreta

El presidente ruso ofreció entregar al Congreso de EE.UU. el contenido de la reunión con el canciller ruso, Sergei Lavrov.

Putin asegura que puede demostrar que Trump no le dio información secreta

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo hoy que puede “demostrar” que su par estadounidense, Donald Trump, no entregó ninguna información secreta al canciller ruso, Sergei Lavrov, en medio del escándalo desatado por crecientes versiones de que el norteamericano compartió con Moscú información clasificada sobre los planes del Estado Islámico (EI).

“Hoy hablé con él (Lavrov)”, dijo Putin con una sonrisa. “Me veré obligado a darle una reprimenda porque no compartió estos secretos con nosotros. Ni conmigo, ni con los representantes de los servicios de inteligencia de Rusia. Fue algo muy malo de su parte”, ironizó. 

El mandatario ruso agregó, en una rueda de prensa junto al primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, en la localidad rusa de Sochi, en el Mar Negro que su gobierno está dispuesto a entregar una transcripción de la reunión de Trump con Lavrov a los congresistas estadounidenses si eso ayuda a tranquilizarlos.

Un asesor del Kremlin, Yuri Ushakov, sin embargo, dijo más tarde a periodistas que Moscú tiene en su posesión un registro escrito de la conversación, pero no una grabación de audio.

Lamentando lo que calificó como señales de “esquizofrenia política” en Estados Unidos, Putin dijo que a Trump no lo están dejando hacer su trabajo correctamente, informaron las agencias de noticias Reuters y EFE.

Medios estadounidenses denunciaron esta semana que en esa reunión, celebrada en el Despacho Oval de la Casa Blanca, Trump compartió con Lavrov información clasificada sobre los planes del Estado Islámico (EI) para usar laptops portátiles con el fin de atentar contra aviones en vuelo.

“Vemos que en Estados Unidos se está desarrollando una esquizofrenia política. De otra manera no puedo explicar las acusaciones contra el presidente (Trump) de haber compartido secretos con Lavrov”, dijo Putin en Sochi tras reunirse con el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni.

“A día de hoy, la lucha política en Estados Unidos nos preocupa, porque cuesta imaginar qué otras cosas puede inventar la gente que genera semejantes tonterías para instigar ánimos antirrusos”, dijo el ocupante del Kremlin.

Según Putin, “esas personas no entienden que perjudican a su propio país y en ese caso son sencillamente estúpidos. Y si lo entienden, son peligrosos y juegan sucio”.

“Sólo el pueblo estadounidense debe evaluar la gestión del presidente Donald Trump y, desde luego, podrá hacerlo cuando le dejen trabajar a pleno rendimiento”, subrayó.

Por lo demás, el mandatario ruso valoró muy favorablemente los resultados de la reunión entre Trump y Lavrov.

El presidente estadounidense admitió ayer en Twitter que compartió con Rusia cierta información relativa al terrorismo en esa reunión y aseguró que tiene “l derecho absoluto” a hacerlo.

La Casa Blanca insistió en que Trump no hizo nada “inapropiado” ni puso en riesgo la seguridad nacional, aunque ha declinado confirmar si la información que se dio a Lavrov era secreta. 

El escándalo desató también un escudo de solidaridad de varias potencias, entre ellas Reino Unido, cuya primera ministra en funciones, la conservadora Theresa May, declaró que confía en la especial relación entre Londres y Washington, y que seguirá compartiendo datos secretos con EEUU.

“Tenemos una relación muy especial, como saben, con Estados Unidos. Esta es la relación de defensa y seguridad más importante que tenemos en el mundo. Estoy contenta de que cuando fui a Estados Unidos poco después de la inauguración de Donald Trump, él se mostró 100% comprometido con la OTAN”, añadió May.

Paralelamente, el ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, reafirmó hoy la estrecha relación de seguridad entre su país y Estados Unidos.

“La relación de seguridad entre Israel y nuestro gran aliado, Estados Unidos, es profunda, significativa y sin precedentes en su cantidad”, escribió Lieberman en su cuenta de Twitter.

“Esta relación con EEUU no tiene precedentes en su contribución a nuestra fortaleza. Así es como ha sido y como seguirá siéndolo”, añadió.