Puigdemont acusó a Rajoy de querer "liquidar" las instituciones de Cataluña

El presidente catalán acusó hoy al jefe del Ejecutivo español de haber emprendido "el peor ataque a las instituciones y el pueblo de Cataluña desde la dictadura franquista" y anunció una sesión parlamentaria para decidir los pasos a seguir.

El presidente catalán, Carles Puigdemont, acusó hoy al jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, de haber emprendido junto con sus aliados socialistas y liberales "el peor ataque a las instituciones y el pueblo de Cataluña desde la dictadura franquista", y anunció una sesión parlamentaria para decidir los pasos a seguir, dejando abierta la posibilidad de una declaración unilateral de independencia, en un mensaje institucional emitido por la televisión regional TV3.

"No podemos aceptar este golpe del Estado español a las instituciones y el pueblo catalán", apuntó la máxima autoridad de la Generalitat. "El Gobierno ha tomado la peor decisión desde Franco, menospreciando la voluntad popular."

En esa línea, Puigdemont acusó al Ejecutivo español de haberse "autoproclamado de manera ilegítima" la representación de los catalanes. Y recordó que "no es la primera vez que las instituciones catalanas reciben un golpe del estado español".

"El Gobierno ha tomado la peor decisión desde Franco, menospreciando la voluntad popular", dijo Puigdemont

Sobre las posibilidades de un diálogo, el presidente de Cataluña sostuvo que "todas las propuestas han tenido la misma respuesta: silencio o represión".

A tono con las declaraciones del titular del Ejecutivo catalán, también la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, afirmó hoy que la institución resistirá las medidas anunciadas por Rajoy, a quien acusó de querer ejecutar "un golpe de Estado" dentro de un Estado miembro de la Unión Europea (UE).

Rajoy solicitó hoy al Senado la facultad para disolver el parlamento catalán y convocar elecciones en Cataluña, así como el cese del presidente catalán, Carles Puigdemont, y todo su gobierno, en el marco de las medidas excepcionales con las que pretende abortar el dramático proceso de secesión emprendido por la región.

"La facultad de disolver el parlamento de Cataluña pasa al presidente del gobierno, que tendrá un plazo de seis meses para convocar elecciones", afirmó Rajoy en conferencia de prensa desde el Palacio de La Moncloa, tras el consejo de ministro extraordinario en el que se concretaron las medidas para intervenir en la norteña región al amparo del artículo 155 de la Constitución española.

Tags relacionados