Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Puerto Rico pidió la quiebra y anunció una gigantesca reestructuración de deuda

El gobernador Rosselló declaró el default que alcanza a colocaciones por u$s 70.000 millones. El fondo Aurelius Investment es uno de los principales acreedores del país

Puerto Rico pidió la quiebra y anunció una gigantesca reestructuración de deuda

Puerto Rico realizará un reestructuración de deuda por u$s 70.000 millones, según anunció el gobernador de la isla, Ricardo Rosselló. El gobierno pedirá activar el proceso de quiebra luego del anuncio de los principales acreedores sobre la iniciación de juicios por cesación de pagos. Además solicitó a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) de EE.UU. acogerse al Título III de la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (conocida por la sigla PROMESA).

Ese apartado paraliza todas las demandas judiciales y, tras la presentación de reclamaciones de acreedores y objeciones del Gobierno, deja en manos de un tribunal las decisiones sobre el pago.

"Vamos a proteger a nuestro pueblo", dijo Rosselló tras declarar el default que siguió a una recesión de 10 años.

Rosselló dijo que una de las demandas buscaba quedarse con todos los ingresos públicos de la isla y aseguró "no voy a permitir que eso pase".

En un comunicado el presidente de la JSF, José Carrión, explicó que la Junta determinó que la medida era "necesaria" y "apropiada" para proteger a los residentes de Puerto Rico, al igual que los intereses de sus acreedores, después de que la moratoria que impedía que los acreedores reclamaran en los tribunales el pago de la millonaria deuda de Puerto Rico dejara de tener efecto a partir del lunes.

Carrión enfatizó que este amparo al Título III no debe impedir los "esfuerzos para continuar las negociaciones para la restructuración voluntaria de la deuda y buscar acuerdos consensuados con los acreedores".

"La Junta de Supervisión sigue pensando que las negociaciones consensuadas, en la medida que sean posibles, son preferibles y las continuará con todos los grupos de acreedores que estén dispuestos a ello. Esta radicación no representa el final de esas discusiones", aclaró.

Entre los principales acreedores, que iniciaron demandas al estado, figuran los fondos de cobertura de riesgo encabezados por Aurelius Investments que compró alrededor de u$s 1400 millones en bonos de Obligaciones Generales (GOs en inglés) hace unos tres años. El fondo. reconocido por haber triunfado en el juicio a la Argentina, radicó la acción judicial en la Ciudad de Nueva York, a la que Puerto Rico cedió la soberanía judicial en marzo de 2014. Reclama el pago de u$s 242 millones.

Otros demandantes son los fondos Lex Claims, Jacana Holdings, Monarch Alternative y Fundamental Credit Opportunities