Por qué no paran los incendios en California: ya arrasaron con 400.000 hectáreas

Seis muertos y 700 edificaciones destruidas por el fuego en California, que sufre ahora el segundo incendio más grande de la historia de ese estado norteamericano.    

Unas 400.000 hectáreas es lo que el fuego arrasó hasta ahora en el norte de California, en medio de una ola de calor extrema con temperaturas sobre los 50 grados centígrados y el agravante de la caída de rayos. 

Las llamas se cobraron hasta hoy seis vidas humanas y devoraron 700 construcciones. Más de 100.000 personas desplazadas y el humo, se ve hasta en Nebraska.

Ya el martes pasado, el gobernador declaró el estado de emergencia y en estos días se activó la Guardia Nacional para apoyar con helicópteros y retenes de 20 personas, a la vez que se pidió ayuda a otros estados norteamericanos.

Bloomberg

El incendio que devasta el norte California es el segundo más grande que haya registrado ese estado norteamericano, pese a la intensa actividad de 13.700 bomberos que combaten el fuego repartido en una veintena de frentes.

"En 1987, en todo el año, hubo unos 11.000 incendios por impactos de rayo. Hasta ahora llevamos más de 12.000 en lo que va de año", indicó un portavoz de Calfire, que detalló que tan solo el viernes pasado, hubo un centenar de caídas de rayos. 

Cambio climático

Casi 600 incendios provocados por una serie de tormentas inusualmente feroces hace una semana han consumido desde entonces unas 400.000 hectáreas. El inusual brote de agosto, que se produjo incluso antes del comienzo oficial de la temporada de incendios forestales, cuando los fuertes vientos otoñales avivan las llamas al final de una larga temporada seca, fue el último incidente que expuso lo que las autoridades de California atribuyen al empeoramiento de los estragos del cambio climático, reseñó el Financial Times. 

Y aunque California venía a la vanguardia en la lucha contra el cambio climático, incluso estableciendo severos límites a las emisiones de gases de efecto invernadero, ahora el gobernador Gavin Newsom confirma que el anunciado cambio hacia la energía renovable no fue suficiente.

 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios