Por qué el barril de petróleo WTI se hundió hasta llegar a un precio insólito

Los futuros del petróleo de referencia del mercado norteamericano se desplomaron 275% y llegaron a cotizar a u$s -34.

Una máxima de la economía plantea que ningún precio puede caer más del 100%. Sin embargo, eso es lo que pasó este lunes con el barril West Texas Intermediate (WTI), el petróleo de referencia en Estados Unidos, que se desplomó a u$s -37,63, con una caída de alrededor de 306%, operando directamente en valores negativos por primera vez en la historia.

Esta caída sin precedentes fue impulsada por una combinación de factores:

  • un exceso de stock;
  • una fuerte retracción de la demanda motivada por la parálisis de la actividad industrial debido a la pandemia de coronavirus;
  • y el dato de que el principal centro de almacenamiento de WTI en EE.UU. –Cushing en Oklahoma– estaría a punto de alcanzar su capacidad máxima (algo que podría suceder en las próximas dos semanas, según Stephen Schork de The Schork Report).

Esto, sumado a que el próximo martes se vencen los contratos de mayo, provocó una estampida de ventas de quienes, literalmente, están pagando para poder deshacerse de sus existencias, ya que no tienen espacio dónde almacenarlas.  

El petróleo cayó por debajo de los 0 dólares

Desde comienzos del año, los precios globales del petróleo han caído más del 90% como resultado del avance de la pandemia de coronavirus –que ya contagió a 2.463.357 personas de 185 países y mató a otras 169.502– y la interna de la OPEP entre Arabia Saudita y Rusia que ya habían llevado los precios a niveles mínimos.

Mientras tanto, los productores siguen inundando al mundo de crudo sin que las empresas puedan seguirles el ritmo: el desplome de la actividad económica por el Covid-19 ya barrió con un tercio de la demanda mundial.    

Coronavirus: OPEP vuelve a bajar su pronóstico de demanda 2020 y haría otra reducción hasta junio

Mientras algunos países se ilusionan con poder reabrir sus economías a medida que la tasa de nuevos casos de coronavirus baja en Europa y Estados Unidos, la parálisis económica sigue siendo un problema en el corto plazo. ¿Un ejemplo? El viernes pasado China informó la primera la contracción de su PBI (-6,8%) desde 1992, luego de mantener una estricta cuarentena de dos meses. La actualidad del gigante asiático sirve como un indicio de lo que pueden esperar las principales economías del mundo mientras todavía transitan las medidas de aislamiento social.

El precio del WTI para los contratos de junio también cayó alrededor de un 16%, pero logró mantenerse en u$s 22 el barril, probablemente porque especulan con un rebote para el próximo mes. Algunas personas en el mercado advierten, no obstante, que el precio podría seguir la tendencia a la baja. En enero, los futuros del petróleo cotizaban a u$s 65 el barril.

Un inminente acuerdo ruso-saudita hizo subir el precio del petróleo

A partir del 1 de mayo, los miembros de la OPEP+ comenzarán con los recortes de producción de 9,7 millones barriles diarios, como resultado del acuerdo impulsado por el presidente de EE.UU., Donald Trump, para frenar la anterior caída de precios alimentada por la competencia entre Arabia Saudita y Rusia.

El acuerdo busca reducir cerca del 10% de la oferta de crudo en el mundo, como estrategia para estabilizar los precios. Algunos analistas, sin embargo, dudan de que eso sea suficiente para cubrir los entre 25.000.000 y 30.000.000 de barriles que arrastró el freno por el coronavirus.

Este ‘lunes negro’ no afectó por igual a todos los contratos petroleros. El Brent –el que muchos países utilizan de referencia, incluida la Argentina– perdió apenas  9% y cotizó a u$s 25,57 por barril ¿El motivo? Precisamente, es más fácil de almacenarlo y transportarlo en buques.

Tags relacionados
Noticias del día