Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Por el #BlackFriday, la venta de armas en EE.UU. tocó un nuevo récord

El viernes pasado se vendieron 0,2% más que el año pasado, y se convirtió así en el día de mayor venta de armas en la historia norteamericana.

Por el #BlackFriday, la venta de armas en EE.UU. tocó un nuevo récord

El #BlackFriday, un evento que se realiza de forma anual y que incluye grandes descuentos en una enorme cantidad de artículos, provocó este año un aumento récord en la compra de armamento en Estados Unidos, según informó el FBI hoy. 

Un vocero de la agencia federal, Stephen Fischer, le dijo a la agencia EFE que los agentes evaluaron 185.713 pedidos de antecedentes penales de posibles compradores (un 0,2% más que el año pasado), lo que convirtió al pasado #BlackFriday en el día con mayor venta de fusiles, rifles y pistolas de las últimas décadas en Estados Unidos

La cifra de este año supera la del año anterior, cuando 185.345 personas aprovecharon los descuentos en los precios de ese día para comprar armas de fuego en vez de juguetes y regalos navideños. 

Tanto en 2015 como en 2016 se superó el récord de venta de armas del 21 de diciembre de 2012, cuando se revisaron los historiales criminales de 177.170 personas. 

El #BlackFriday da inicio a las rebajas de la temporada de compras navideñas y en Estados Unidos suele ser uno de los días del año en el que más armas de fuego se adquieren. 

La tendencia de compra masiva de armas se mantuvo este año, a pesar de que la venta de fusiles y pistolas bajó desde que ganó las elecciones presidenciales Donald Trump, partidario del derecho a poseer y portar armas y respaldado por el poderoso grupo de presión de la Asociación Nacional del Rifle (NRA). 

Antes de las elecciones presidenciales del 8 de noviembre, se disparó el número de compras de pistolas y fusiles por temor a que la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, ganara la contienda y restringiera el derecho a portar armas, permitido en la Segunda Enmienda de la Constitución de EEUU. 

Fuente: Agencias