Pompeo anuncia una coalición global para enfrentar la amenaza china

El secretario de Estado norteamericano dijo que desde Africa hasta Sudamérica reconocen la "amenaza del Partido Comunista chino para su libertad y soberanía". Mañana viajará a Italia para buscar el voto católico que respalde a Trump en las elecciones presidenciales.

En vísperas de su viaje a Italia para recabar apoyos católicos a la campaña electoral de Donald Trump, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, dijo hoy que el gobierno estadounidense hizo grandes avances al conseguir que "desde África hasta el sureste de Asia y Sudamérica" se hayan dado cuenta "de la amenaza que presenta el Partido Comunista chino para su libertad y soberanía", lo citó RT News.

"Ahora hemos empezado a construir esta coalición global para hacer que retrocedan", agregó Pompeo en referencia a la "amenaza de este régimen autoritario que presenta China". Según dijo a Fox News, este proceso "llevará años", pero al mismo tiempo destacó que es un primer paso en términos del "reconocimiento de la amenaza".

Por lo pronto, Pompeo viajará a Italia mañana, en plena campaña para sumar votos católicos al Partido Republicano hacia las Elecciones 2020 en EE.UU. del 3 de noviembre. El papa Francisco ya indicó que no recibirá a Pompeo en el Vaticano, justamente para no interferir en la campaña, aunque sí habrá reuniones con el secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, y el secretario para las relaciones con los Estados, Paul Gallagher.

Trump con la Biblia ante una iglesia de Washington - Europapress

Aunque el gesto es habitual en el protocolo del Vaticano para evitar posibles instrumentalizaciones electorales, la decisión se enmarca en un contexto de desavenencias políticas con el secretario de Estado norteamericano, que criticó abiertamente en su cuenta de Twitter el acuerdo entre el Vaticano y China para definir una hoja de ruta en la cuestión de la designación de obispos.

"Hace dos años la Santa Sede concordaba un acuerdo con el Partido Comunista China con la esperanza de ayudar a los católicos chinos. Pero el abuso del Partido comunista china ha solo empeorado la situación de los fieles. El Vaticano pondría en peligro su autoridad moral si renovase el acuerdo", advirtió a pocos días de la renovación del mismo.

La agenda de Pompeo en Italia incluye reuniones bilaterales con el primer ministro, Giuseppe Conte, el ministro de Exteriores, Luigi Di Maio, y el miércoles intervendrá en la Embajada de los Estados Unidos en el simposio organizado por la Santa Sede sobre el avance y la defensa de la libertad religiosa a través de la diplomacia.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios