Petrobras invertirá u$s 55.000 millones hasta 2025 pero la cifra implica recortes

Destinará la mayor parte de la inversión a exploración y producción. El pico de la inversión será en 2023. 

La petrolera estatal brasileña Petrobras hará una inversión aproximada de u$s 55.000 millones en el periodo comprendido entre 2021 y 2025, de los cuales destinará el 84%, unos 46.000 millones, al área de exploración y producción, indicó la compañía en su plan estratégico para ese período.

Y aunque la cifra resulte astronómica, implica un segundo recorte que hace la compañía a sus planes durante la gestión de Jair Bolsonaro. Concretamente, es un recorte del 27% en su presupuesto de inversión para los próximos cinco años. Y también achica el objetivo de producción de petróleo y gas.

En todo caso, el consejo de administración aprobó ayer que el nuevo plan sea de u$s 55.000 mil millones pero el anterior contemplaba u$s 75.000 millones, recordó Folha. 

Es el segundo recorte en la proyección de las inversiones bajo Roberto Castello Branco, nombrado por Bolsonaro para presidir Petrobras. En 2019, en su primer plan de negocios, el presupuesto ya se había reducido en un 10%.

En su gestión, Castello Branco aceleró el proceso de venta de los activos de la empresa, amplió el enfoque en el pre-sal y dijo que quiere una empresa con mayor rentabilidad para el inversor. Estas iniciativas se reforzaron durante la pandemia, que por los confinamientos para reducir la propagación del coronavirus derivó en un menor consumo y en una baja de los precios internacionales del petróleo.

De la inversión en exploración y producción, aproximadamente u$s 32.000 millones irán destinados a los activos de campos de presal de la petrolera, de acuerdo con el posicionamiento estratégico de la sociedad, que busca enfocarse en sus activos de aguas profundas y ultraprofundas, de los cuales es propietaria natural.

Xinhua

El ritmo de las inversiones se incrementará hasta 2023, cuando la inversión alcance su punto más alto, para después volver a moderar la inversión hasta 2025: serán u$s 10.200 millones en 2021, siguiendo con u$s 11.000 millones en 2022, u$s 11.900 millones en 2023, u$s 11.600 millones en 2024 y u$s 10.500 millones en 2025, reportó Europapress.

La empresa subrayó que durante el periodo se limitará a aprobar nuevos proyectos que puedan ser rentables y resilientes a situaciones en las que el precio del barril de Brent pueda llegar a los 35 dólares.

Por otro lado, la petrolera indicó que la reducción de deuda y el desapalancamiento financiero serán una prioridad en su estrategia, con la generación de flujo de caja operativo y las desinversiones como pilares fundamentales para estos propósitos.

"Nuestro portafolio de desinversiones cuenta con más de 50 activos en diferentes procesos de venta. Al mismo tiempo que el alivio de deuda, las desinversiones contribuyen a mejorar la localización de capital y consecuentemente a crear valor para nuestros accionistas", explicó.

En esta línea, destacó que desde enero de 2019 hasta septiembre de 2020, se redujo la deuda bruta en unos u$s 31.000 millones a pesar de los impactos de la pandemia. El objetivo a 2021 se mantiene en una deuda bruta total de u$s 67.000 millones, mientras que para 2022 la meta es de u$s 60.000 millones.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios