Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Paz en Colombia y la crisis Venezolana dominaron la Cumbre Iberoamericana  

Por su parte, la exposición de la canciller Malcorra se enfocó en una agenda 2030 con una “visión de género”.

Paz en Colombia y la crisis Venezolana dominaron la Cumbre Iberoamericana  

La búsqueda de paz en Colombia y la crisis que vive Venezuela sobresalieron en la XXV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que deliberó hoy en Cartagena de Indias, Colombia.

El tema más recurrente en la primera sesión de trabajo de los gobernantes fue el de la paz en Colombia, poco más de un mes después de que, en el mismo escenario del centro de convenciones de Cartagena, se firmara el acuerdo entre el gobierno colombiano y las FARC que luego fue rechazado en un plebiscito de carácter vinculante.

El presidente anfitrión, Juan Manuel Santos, dijo ante los delegados de los 22 países de la Conferencia Iberoamericana que, a pesar de las dificultades por las que pasa el proceso de paz, no falta mucho para que el conflicto armado de su país termine.

"Hoy lo reafirmo, en este escenario inmejorable, ante los pueblos amigos de Iberoamérica: ¡la paz de Colombia será una realidad!", declaró Santos, y aseguró que mantiene contacto con todas las fuerzas políticas para buscar alternativas que permitan salvar el acuerdo de paz.

Los jefes de Estado y de Gobierno, vicepresidentes y cancilleres que llegaron a Cartagena de Indias coincidieron en dar un respaldo total al esfuerzo que hace Santos, quien a comienzos de mes fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz.

Sin excepción, los delegados que tomaron la palabra en la sesión inaugural expresaron su respaldo al proceso de paz en Colombia y felicitaron a Santos por el Nobel.

"Felicitaciones por ese merecido, muy merecido Premio Nobel", expresó el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, a quien de paso Santos agradeció porque Quito será el escenario del próximo proceso de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

"Para nosotros, la paz de Colombia es la paz de América Latina. Cuenta con el apoyo de nosotros", dijo la presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, también felicitó a Santos por su empeño en lograr la paz, y luego planteó el caso de Venezuela, que junto con las negociaciones con la guerrilla colombiana es el otro tema "no oficial" de la agenda iberoamericana.

Para Kuczynski, que asiste a su primera Cumbre Iberoamericana, lo que ocurre en Venezuela es "una tremenda crisis económica, de derechos políticos y de derechos humanos" que debe ser analizada en foros internacionales. "Es muy difícil tener una reunión como esta sin hablar de esos temas. Aquí no hay ningún afán de interferir en lo que ocurre en otros países ni hay afán ideológico, pero sí hay afán de que todos los países iberoamericanos progresen", dijo el gobernante peruano.

En la sede de la XXV Cumbre Iberoamericana había una enorme expectativa desde el viernes ante el anuncio, que alcanzó a ser oficializado por el gobierno colombiano, de que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, asistiría al encuentro. Desde un comienzo se había indicado que Venezuela estaría representada en la cumbre por un viceministro, aunque a último momento llegó la ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, quien ha descartado que Maduro sea sometido a un juicio político por el Legislativo de su país.

Colombia propuso desde hace un año que el eje temático de la cumbre sería "juventud, emprendimiento y educación", pero ya desde hace varios días se consideraba que los "platos fuertes" del encuentro serían la paz en Colombia y la situación de Venezuela.

 

Argentina pide a Iberoamérica liderar la agenda 2030 con una visión de género   

La canciller, Susana Malcorra, pidió a la Cumbre Iberoamericana que lidere la implementación una Agenda 2030 para eliminar la pobreza y la inequidad con una visión de género acorde a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). 

Durante su intervención, Malcorra enfatizó que los países no están "invirtiendo lo suficiente en las mujeres" y esto significa perder la oportunidad de esta "mitad del universo" porque "hablamos de género pero no hacemos el género", y esto es algo "realmente serio" que "tiene un impacto negativo" a la hora de alcanzar los ODS. 

"El tiempo del decir se ha terminado, es el tiempo del hacer. Los jóvenes, las mujeres y las mujeres jóvenes así nos lo exigen", proclamó la ministra de relaciones exteriores.

En su alocución, Malcorra suscribió parte de las palabras del próximo secretario general de la ONU, el portugués Antonio Guterres, quien dijo que vivimos en un mundo "caótico" sin instituciones multilaterales fuertes y que en muchos países la agenda de soberanía riñe con la de los derechos humanos

En este sentido, señaló que es necesario repensar esta "realidad caótica" y superar los "años de oscurantismo no democrático" para fortalecer las instituciones, priorizar la supremacía a la ley y el respeto a los derechos humanos, luchar por la separación real de poderes y crear un espacio de gobernabilidad que responda a los derechos de los ciudadanos. 

"Nuestra región tiene diversidad y riquezas, riquezas naturales, de talento y de capital humano, y estás diversidades y riquezas deberían posibilitar la eliminación de las profundas inequidades que aún existen en la región" y que afectan, principalmente, a la mujer y a la juventud

Pero esta lucha se debe realizar en base a los principios de la Agenda 2030 y del trabajo de las Naciones Unidas: "Tenemos que potenciar nuestros esfuerzos, complementarlos y reforzarlos". 

Malcorra también tuvo tiempo durante su discurso a felicitar al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, por los esfuerzos para alcanzar un acuerdo de paz con las FARC y por el premio nobel.