Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para Rusia, bombardeo de EE.UU. en Siria es por interna de la Casa Blanca

El ataque del jueves a una base aérea siria “no tiene nada que ver con la política de Washington en Medio Oriente, no es parte de una estrategia ni de un plan”, sostuvieron desde la Cancillería rusa.

Para Rusia, bombardeo de EE.UU. en Siria es por interna de la Casa Blanca

El ataque de Estados Unidos a Siria no está relacionado con su estrategia en Medio Oriente sino que responde a la interna política que se desató en Washington desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca, aseveró la vocera de la Cancillería rusa, María Zajarova.

El ataque del jueves a una base aérea siria “no tiene nada que ver con la política de Washington en Medio Oriente, no es parte de una estrategia ni de un plan. Se trata de imponerse en condiciones de una descarnada lucha política interna en Estados Unidos”, subrayó Zajarova en una entrevista a la televisión estatal rusa.

“Es parte de una lucha de grupos de élite política y militar, que se están enzarzados en una pelea a vida o muerte”, agregó la diplomática.

La acción militar estadounidense, calificada de “agresión” por el presidente ruso, Vladímir Putin, “puso en evidencia que Estados Unidos es el Estado más imprevisible, y si hay algo previsible en Estados Unidos, es lo imprevisible de su política exterior”, señaló Zajarova.

Lo que sí es previsible, agregó la vocera rusa, es la política exterior de la OTAN, “que siempre ha seguido el curso impuesto desde Washington”.

La diplomática adelantó que el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, preguntará sobre las razones del ataque a su colega estadounidense, Rex Tillerson, que visitará Moscú los próximos días 11 y 12.

“Escucharemos lo que tiene que decir, le haremos preguntas. Creo que debemos tener comprensión con los procesos que allí tienen lugar (en Estados Unidos), pero también hemos de subrayar lo inaceptable de este tipo de acciones”, indicó.

Moscú insiste en que el pretexto para la represalia -la muerte de más de 80 civiles en la provincia siria de Idleb por un presunto ataque con armas químicas atribuido al gobierno de Damasco- no se sostiene, al igual que las declaradas intenciones de Occidente de investigar la tragedia.

“La paradoja es que tras exigir mandar inspectores para revisar los aviones” que habían bombardeado la localidad siria de Khan Shaykhun, “atacaron” y destruyeron “los aparatos que querían inspeccionar”, explicó Zajarova, citada por la agencia de noticias.

Luego del presunto ataque con armas químicas, el Consejo de Seguridad, del que Washington y Moscú son miembros permanentes, se reunió con la intención de algunos de sus miembros de condenar el ataque.

Ante la imposibilidad de alcanzar un acuerdo, Estados Unidos advirtió que podría responder con medidas unilaterales en Siria y esa misma noche lanzó más de 50 misiles contra la base siria de la que despegaron los aviones que presuntamente atacaron con armas químicas un pueblo con fuerte presencia rebelde.

Hoy, Rusia advirtió que tras el ataque de Washington será difícil consensuar un proyecto de resolución. “Diría que el futuro del proyecto de resolución ha sido obstruido por los acontecimientos. Es difícil creer que seremos capaces de consensuar el texto”, dijo hoy a Interfax el viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Guennadi Gatílov.