LA ECONOM A GRIEGA LLEVA 20 D AS DE PAR LISIS TOTAL, CON FERIADO BANCARIO Y CORRALITO

Oxígeno a Grecia: el BCE aumenta la inyección de liquidez a los bancos

Las entidades podrían reabrir el lunes. Tras el amplio respaldo del Parlamento heleno al ajuste impuesto por la troika, el Eurogrupo dio el visto bueno a iniciar negociación del rescate

Tras aprobar la primera tanda de reformas más urgentes exigidas por la "troika" para sentarse a negociar un tercer rescate, Grecia empieza a recibir de Europa las primeras palmadas de respaldo. El Banco Central Europeo (BCE) elevó ayer su financiamiento de emergencia para los bancos griegos, poniendo fin a un congelamiento de casi tres semanas e instando a Europa a encontrar un camino para aliviar la carga de deuda del país. En tanto, el Eurogrupo, compuesto por los ministros de Finanzas de la zona euro, dieron ya su visto bueno al inicio formal de las conversaciones por un nuevo salvataje.


El presidente BCE, Mario Draghi, anunció que la entidad acreedora de Grecia concederá otros 900 millones de euros de la llamada Asistencia de Liquidez de Emergencia (ELA, por sus siglas en inglés) a los bancos griegos a lo largo de la próxima semana, elevándola así a 89.500 millones de euros. Si bien el aumento no es muy significativo en términos nominales, sí resulta vital para que los bancos griegos vuelvan a abrir sus puertas luego de tres semanas de feriado bancario ininterrumpido y corralito en los cajeros automáticos que limita el retiro de efectivo a 60 euros por día.


Según el último decreto emitido por el Ministerio heleno de Finanzas, los bancos griegos permanecerán cerrados hasta el próximo domingo. Fuentes bancarias dejaron trascender que el gobierno griego analizará hoy la situación de liquidez y evaluará la posible reapertura de los bancos a partir del próximo lunes. De todas formas, la normalización no será automática. Según la prensa local, una vez reabran todas las oficinas la retirada de efectivo podría realizarse acumulativamente para evitar colas, con un máximo de 300 euros cada cinco días hábiles.


La decisión del BCE se conoció poco antes de que la Unión Europea finalizara los detalles de un préstamo "puente" a Grecia por 7.000 millones de euros, dinero necesario para que Atenas cancele el lunes 3.500 millones de euros en bonos al BCE más 700 millones de euros (un total de 4.200 millones). Un poco antes, los ministros de Finanzas de la zona euro reunidos en teleconferencia habían dado su visto bueno al inicio de negociaciones formales para el salvataje de 80.000 millones de euros.


El plan de Draghi es ir aumentando la inyección de liquidez en la medida en que el gobierno griego "despeje las dudas que existen sobre su voluntad y capacidad de cumplir con los compromisos acordados". El Parlamento griego tiene que votar la semana próxima otros paquetes de reformas prometidas.


Además, y en línea con el FMI, el titular del BCE dejó claro que "la necesidad de un alivio de la deuda es indiscutible", al tiempo que rechazó las sugerencias alemanas del Grexit. "Nuestro mandato se basa en la asunción de que Grecia es y será miembro del euro", afirmó.

Tags relacionados