Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Ortega va por la cuarta presidencia de Nicaragua en una elección polémica

Mañana se celebran elecciones en un ambiente de tensión, tras acusaciones de irregularidades y el veto al principal grupo opositor.

Ortega va por la cuarta presidencia de Nicaragua en una elección polémica

Los nicaragüenses eligen mañana presidente, con el sandinista Daniel Ortega como claro favorito para conseguir su cuarto periodo en el poder, el tercero consecutivo, en un proceso que no contará con la observación de la OEA ni la Unión Europea, ni la participación del principal bloque opositor.

Ortega, ahora junto a su mujer, la influyente Rosario Murillo, como su candidata a vicepresidenta, parte como amplio favorito para arrollar a sus cinco contrincantes, con un 69,8% de intención de votos, según la última encuesta de la nicaragüense M&R Consultores.

El gobernante saca una amplia ventaja de 61,7 puntos a su competidor más inmediato, el exguerrillero de la "Contra" Maximino Rodríguez, de la alianza encabezada por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), según ese estudio.

Con esos números, Ortega, que cumplirá 71 años el 11 de noviembre, se perfila como virtual vencedor de las elecciones en la primera vuelta, algo para lo que necesita el 35 % de los votos y 5 puntos más que el segundo.

Los comicios se desarrollarán con el veto a los observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) de la Unión Europea (UE) y el estadounidense Centro Carter, por decisión de Ortega, entes que cuestionaron el proceso electoral de 2011, en el que fue reelegido tras retornar al poder en 2007.

El presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, dijo hoy a periodistas que los comicios serán presenciados por cinco expresidentes de la región, así como por un grupo de expertos electorales de América Latina y 120 personalidades internacionales.

También por "una misión de la OEA que no está en su carácter de observador, sino como misión que viene a ver cómo transcurre el proceso de elección".

En el Grupo de Invitados Electorales por el CSE está el ex dirigente salvadoreño Mauricio Funes (2009-2014), asilado en Nicaragua desde septiembre pasado y que afronta un proceso civil por supuesto enriquecimiento ilícito en más de 700.000 dólares.

También presenciará los comicios el hondureño Manuel Zelaya (2006-2009), quien estuvo en Nicaragua después que ser depuesto y que era socio de Ortega en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de las Américas (ALBA).

Junto a ellos, estarán los expresidentes de Guatemala Vinicio Cerezo (1986-1991) y Álvaro Colom (2008-2012) y el de Paraguay Fernando Lugo (2008-2012).

"En aras de vender hacia el exterior esa imagen de supuesta legitimidad, el Gobierno de Ortega ha suplantado a los verdaderos observadores por 'acompañantes' provenientes de partidos y gobiernos amigos y socios políticos", según ha denunciado el disidente sandinista Hugo Torres.

El Consorcio Panorama Electoral, integrado por 4 organismos cívicos locales, destacó hoy en un informe que el nivel y calidad de la actividad de campaña continuó reflejando una elección que carece de una competencia real.

Los comicios en Nicaragua se celebrarán, además, en medio de una gran tensión debido a que los poderes Judicial, Electoral y Legislativo han anulado al principal grupo opositor y han despejado el camino a Ortega, líder del FSLN, ya que el resto de partidos que compiten son minoritarios.

"La verdadera oposición a Ortega no está representada en esa boleta", le dijo a la BBC Mundo Ana Margarita Vijil, presidenta del Movimiento Renovador Sandinista.

"Él (Ortega) tiene el control del Consejo Supremo Electoral y ha utilizado ese control para sacar a la verdadera oposición de la legalidad y mantener en la legalidad a puros partidos satélites", se aseguró la dirigente Sandinista.