Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Ortega arrasó en las elecciones de Nicaragua

El presidente logró el domingo un aplastante triunfo para gobernar por otro período, en el que deberá lidiar con la crisis de su benefactor Venezuela y con una nuevo gobierno en Washington.

Ortega arrasó en las elecciones de Nicaragua

El presidente Daniel Ortega logró  el domingo un aplastante triunfo en Nicaragua para gobernar por otro período, en el que deberá lidiar con la crisis de su  benefactor Venezuela y con una nuevo gobierno en Washington que podría complicar las relaciones con su viejo enemigo de la  Guerra Fría.

La relativa prosperidad del país centroamericano, que logró un crecimiento económico sostenido y una sensible caída de la  pobreza, ahogó las acusaciones de que Ortega pretende instaurar  una "dictadura familiar" que amaña las elecciones, controla a  los medios y manipula a la justicia.

El ex guerrillero marxista y su esposa y compañera de  fórmula, Rosario Murillo, arrasaron con un 72,1% de  los votos para un tercer mandato consecutivo hasta el 2021.  Además, el resultado les permitirá revalidar su amplia mayoría  entre los 92 diputados de la Asamblea Nacional.

"La tendencia está marcada (...) creo que este será el  comportamiento del 100% de las juntas receptoras de  votos", dijo el jefe del consejo electoral, que ofreció datos  con un 66,3% de las juntas de voto escrutadas,  mientras que los resultados definitivos se publicarán más tarde  el lunes.

Centenares de militantes sandinistas celebraban en la  capital, ondeando banderas, cantando y lanzando cohetes.

"Gracias a la revolución yo tengo la fe que voy a seguir  adelante siempre", dijo eufórica Ana Luisa Baez, de 55 años y que regenta un abasto para sostener a cuatro hijos.


Mientras, en un distante segundo puesto, Maximino Rodríguez,  un ex rebelde de la Contra que combatió al sandinismo en la  década de 1980, logró un 14,2% de los votos con el  Partido Liberal Constitucionalista (PLC) de centro derecha.

La participación estuvo en torno al 65,8%, pese a  que un sector de la oposición había llamado a boicotear las  elecciones como una forma de protesta contra "la farsa  electoral" después de que una decisión judicial dejó fuera de la  carrera al principal contendor de Ortega.

Con sus enemigos divididos y una sólida alianza con los  grandes empresarios, los principales retos para el mandatario  vendrán del exterior.