Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Ofensiva iraquí en el occidente de Mosul

Las fuerzas del gobierno iraquí –formadas por soldados, policías y milicias– iniciaron ayer una ofensiva para arrebatarle a la agrupación yihadista Estado Islámico (EI) el control de la parte occidental de Mosul, la segunda mayor ciudad del país.
Las organizaciones humanitarias alertaron de la presencia de 750.000 civiles atrapados en la zona y entre ellos, 350.000 niños. La ONG ‘Save The Children’ instó a las fuerzas iraquíes –que reciben el apoyo de la aviación de la coalición internacional dirigida por Washington y el asesoramiento de consejeros militares estadounidenses– a hacer "todo lo necesario para proteger" a los menores.
Durante la jornada se registraron intensos bombardeos y fuego de artillería, y las tropas gubernamentales reconquistaron 15 localidades al sur de Mosul, en el camino que lleva al aeropuerto, que es uno de sus principales objetivos.
Ya hace cuatro meses que el gobierno anunció que lanzaría una gran ofensiva para recuperar la ciudad, pero recién en enero sus fuerzas controlaron la zona oriental de esa urbe, capital de la provincia de Nínive, y ayer fue el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, quien anunció que avanzaban sobre el área occidental ahora.
Naciones Unidas lanzó una carrera contrarreloj para montar nuevos campamentos de refugiados, ante la posibilidad de que la actual ofensiva provoque la huida de parte de la población.
Mosul es el último gran bastión en Irak de EI, que desde octubre combate para defender esa ciudad en la que su líder Abu Bakr al Bagdadi proclamó un "califato" en junio de 2014.