Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Odebrecht confesó pagos para milicias de favelas y guerrilleros

El empresario justificó que "uno no entra en países con guerrilla y en las favelas de Río sin pagar a las milicias". También reconoció pagos en Perú y Colombia

Odebrecht confesó pagos para milicias de favelas y guerrilleros

La partida del grupo Odebrecht destinada a sobornos y financiación ilegal de campañas a cambio de contratos de obra pública y leyes favorecedoras, también sirvió para el pago de grupos paramilitares en las favelas de Río de Janeiro o para abonar rescates a secuestradores, milicias y guerrilleros en el extranjero, dijo el empresario Marcelo Odebrecht ante la justicia, en declaraciones reproducidas ayer por la agencia EFE.

"Uno no entra en países con guerrilla y en las favelas de Río sin pagar a las milicias. Entonces, hay mucho dinero que corre, uno incluso paga el rescate de secuestros", dijo Odebrecht, preso desde 2015 y condenado a casi 20 años por los desvíos destapados en la investigación de la trama en la petrolera estatal Petrobras.

El empresario también reconoció ante la justicia que "pagó (rescate de) secuestros" en Colombia y Perú. "Usted va para esos lugares y el subcontratado quiere dinero, no funciona con factura. Usted va para una obra allí en la zona de guerrilla en Colombia y el subcontratado quiere dinero", apuntó.

Odebrecht recordó además que participó "junto con el gobierno brasileño e italiano" de una negociación para "traer el cuerpo de un ingeniero" de la compañía que "fue secuestrado en Irak". "Nosotros dimos, si no recuerdo mal, uno, cinco millones de dólares, que fueron pagados por fuera", aseguró.

El escándalo salpicó al presidente Michel Temer –que pese a ser citado no será investigado por la inmunidad del cargo para hechos previos al inicio de su mandato– quien en televisión afirmó el sábado a la noche que le resultó "muy desagradable" oír su nombre en las delaciones. El ex directivo de Odebrecht Márcio Faria declaró a la justicia que estuvo en una reunión en la que Temer –entonces vicepresidente– y otros dirigentes del PMDB pidieron u$s 40.000.000 para favorecer contratos del grupo con Petrobras.

Por otra parte, entre noviembre y diciembre de 2014, Odebrecht pasó a presionar a la entonces presidenta brasileña Dilma Rousseff (PT) para que ayudara a proteger a la compañía, y en palabras del empresario, al propio gobierno.

Según el diario Valor, en documentos entregados por el empresario a la Procuraduría General de la República como parte de su delación premiada, había un mensaje para Dilma y enviado con el gobernador de Minas Gerais, Fernando Pimentel: "Ella cae, yo caigo". Reelegida en 2014 como presidenta de Brasil, Dilma fue destituida en agosto de 2016.