Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Obama se reunió con Merkel para acelerar el acuerdo de libre comercio con Europa

Ambos líderes confían en que será posible cerrar las negociaciones para finales de este año. Siria, Ucrania y Rusia también formaron parte de la agenda

Barack Obama y Angela Merkel se reunieron ayer en Alemania con la intención de movilizar el acuerdo comercial entre EE.UU. y la UE trabado desde hace años, aunque también conversaron sobre temas globales que afectan a ambas potencias, como Siria, Ucrania, Rusia y la crisis de los refugiados.
Obama se mostró convencido de que es posible cerrar las negociaciones del acuerdo comercial para finales de este año, el último de su mandato, aunque no su ratificación, y alertó de que si no se aprovecha esta ventana de oportunidad el tratado podría quedar en el aire durante años.
"El tiempo no está de nuestra parte", aseguró el presidente, quien indicó que las "transiciones" políticas que van a vivir ambas partes del acuerdo -en relación a las elecciones en EE.UU. este año y a los comicios en Francia y Alemania el que viene- podrían ralentizar las negociaciones.
Merkel, por su parte, se mostró convencida de que "todavía podemos lograr un gran éxito en este año", en referencia a la llamada Asociación Transatlántica de Comercio e Inversiones (TTIP), que no dudó que promoverá el crecimiento y la creación de empleo.
El presidente de EEUU, que reconoció que los acuerdos comerciales generan "grandes emociones", afirmó que un tratado de estas características aporta, de manera indiscutible, crecimiento económico y empleo, también para los países del sur de Europa.
Ambos líderes coincidieron en respaldar las conversaciones del Gobierno sirio con la oposición moderada en Ginebra y se mostraron preocupados por las violaciones crecientes del cese de hostilidades acordado en Siria.
En cuanto a Ucrania, ambos aplaudieron la formación de un nuevo Gobierno en Kiev y los animaron a implementar las reformas políticas, económicas y energéticas necesarias.
Obama y Merkel subrayaron también su defensa de los principios de integridad territorial y soberanía nacional de Ucrania, en referencia a la anexión rusa de Crimea y el conflicto armado en el Donbas, y afirmaron que las sanciones a Moscú sólo se levantarán si se implementan "completamente los acuerdos de Minsk".
El presidente de EE.UU. consideró además que es preciso que los países de la OTAN aumenten su presupuesto de defensa ante la postura "agresiva" de Rusia.
Obama fue muy enfático al elogiar el papel de la canciller alemana, Angela Merkel, en la crisis de los refugiados y aseguró que la gobernante germana se encuentra "en el lado correcto de la historia".
Merkel decidió aprovechar la visita a su país del presidente de EE.UU. e invitó para hoy a una cumbre informal al jefe del Estado francés, François Hollande, y a los primeros ministros de Reino Unido, David Cameron, e Italia, Matteo Renzi.