Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Obama no pidió perdón en su visita a Hiroshima

El Presidente de EE.UU. rindió homenaje a las víctimas de la bomba atómica caída en la ciudad japonesa en 1945. “La muerte cayó del cielo y el mundo cambió”, sintetizó.

Obama no pidió perdón en su visita a Hiroshima

El Presidente estadounidense, Barack Obama, llegó hasta la ciudad japonesa de Hiroshima, donde rindió homenaje a las víctimas de la bomba atómica lanzada allí el 6 de agosto de 1945, en el final de la Segunda Guerra Mundial.

Como estaba previsto, el mandatario no reconoció ninguna culpa por parte del Estado norteamericano, aunque pidió “mantener viva su memoria, porque alimenta nuestra imaginación, nos permite cambiar y nos da esperanzas sobre un futuro mejor”.

Sobre el trágico episodio – 140 mil personas perdieron su vida –, Obama recordó que “han pasado 71 años desde aquel día. Era una mañana luminosa y sin nubes. La muerte cayó del cielo y el mundo cambió”. Tras el ataque a Hiroshima, el 9 de agosto del mismo año otra bomba atómica cayó en Nagasaki. Seis días después, Japón presentó su rendición.

Obama, quién se convirtió en el primer presidente en ejercicio en visitar Hiroshima, participó en una ceremonia en el Parque de la Paz de la ciudad junto al primer ministro nipón, Shinzo Abe. También asistieron supervivientes del ataque.

“Nunca se debería volver a vivir esta dura experiencia, es nuestra responsabilidad que hagamos un esfuerzo por la paz”, apuntó Abe.