Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Obama decidió imponer sanciones a Rusia por el hackeo durante la campaña

Donald Trump le reclamo que aporte pruebas claras. El Kremlin rechazó "categóricamente" las acusaciones y anunció que tomará medidas en respuesta

Obama y Hillary denunciaron la injerencia rusa en las elecciones

Obama y Hillary denunciaron la injerencia rusa en las elecciones

El presidente Estados Unidos, Barack Obama, decretó sanciones contra dos agencias de inteligencia de Rusia, incluidos cuatro oficiales militares que trabajan allí, y dio la orden de expulsar a 35 espías de ese país por su presunta vinculación con el hackeo de los emails del Partido Demócrata que, según la Casa Blanca, influyó a favor de Donald Trump en las elecciones presidenciales.

Además, ordenó sanciones financieras contra tres empresas que proveyeron apoyo material a las operaciones. El castigo implica la congelación de bienes afectan a las dos de las principales agencias de inteligencia rusas: el Departamento Central de Inteligencia (militar, GRU por su acrónimo en ruso) y al Servicio Federal de Seguridad (seguridad nacional, FSB), así como a cuatro cargos directivos del primero.

Entre ellos está el actual director del organismo, Igor Kostyukov, así como tres de sus máximos subordinados: Vladimir Stepanovich Alexseyev, Sergei Gizunov e Igor Korobov.
El decreto presidencial también estableció el cierre de "dos instalaciones rusas, en Maryland y Nueva York, usadas por personal ruso para tareas de inteligencia".

"En octubre mi gobierno publicó nuestra conclusión de que Rusia actuó para interferir en el proceso electoral de Estados Unidos", justificó Obama.
"Esas acciones no son la suma total de nuestra respuesta a las actividades agresivas de Rusia", afirmó.

El presidente electo de EE.UU., Donald Trump, pidió a la Casa Blanca que presente "pruebas claras" de una posible interferencia rusa en las elecciones presidenciales. "Si EE.UU. tiene pruebas claras de que alguien ha interferido en nuestras elecciones, debemos darlas a conocer", dijo en una conferencia telefónica con medios de comunicación Sean Spicer, portavoz del equipo de transición de Trump.

Rusia, por su parte rechazó "categóricamente" las acusaciones "infundadas" y declaró, a través del portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, que tomará las medidas "apropiadas".

"No estamos de acuerdo catogóricamente con acusaciones y afirmaciones infundadas sobre Rusia", aseguró Peskov y acusó a Estados Unidos de querer "destruir definitivamente" las relaciones con Rusia.
Las filtraciones de Wikileaks de los mails del Partido Demócrata habían rebelado