OMC pronostica un menor crecimiento del comercio mundial para 2018 y 2019

Este año descenderá de 4,4% a 3,9% por las tensiones comerciales, la volatilidad cambiaria  y condiciones de crédito más duras en mercados importantes. El Nobel de Economía Phelps predice una recesión en EE.UU. de aquí a los próximos 12 meses

La Organización Mundial de Comercio (OMC ) rebajó sus previsiones de crecimiento del comercio mundial para este año y el próximo, a causa de las tensiones comerciales y la volatilidad cambiaria. 

Según estas nuevas estimaciones, el comercio mundial debería crecer un 3,9% en volumen este año y 3,7% en 2019, frente al 4,4% y 4,0% respectivamente de lo proyectado en abril. Estas previsiones actualizadas se basan en un crecimiento esperado del Producto Bruto Interno (PBI) real mundial de 3,1% en 2018 y 2,9% en 2019.  

La OMC alegó que “las tensiones comerciales crecientes y unas condiciones de mercado más difíciles en mercados importantes reducirán el crecimiento del comercio para el resto del año y para 2019". “En general, los riesgos contemplados son considerables y pueden empeorar notablemente las previsiones , añadió.

“Si bien el crecimiento del comercio sigue siendo sólido, esta rebaja de las perspectivas refleja el aumento de las tensiones que se están produciendo entre socios comerciales importantes , explicó el director general de la OMC, Roberto Azevedo, en un comunicado.

Los indicadores relacionados con el comercio muestran una pérdida de dinamismo, incluidos los pedidos mundiales de exportación y la incertidumbre de las políticas económicas.

“Ahora más que nunca, es vital que los gobiernos diriman sus diferencias y muestren moderación , añadió sin citar un país en particular.

La Administración del presidente de EEUU, Donald Trump , emprendió una guerra comercial con China y otros grandes socios comerciales para implementar su política de "América primero". Esta elevó las tensiones y está afectando la confianza de los mercados, además de aplicar aranceles sucesivos a importaciones, con las chinas principalmente. Y en paralelo, los países europeos y otras grandes potencias económicas también están preocupadas por el riesgo de una guerra comercial generalizada.

Según la OMC, los efectos económicos directos de los aranceles son hasta ahora “limitados , pero la incertidumbre que generan “podría ya estar teniendo consecuencias al provocar una reducción del gasto en inversión . “El endurecimiento de la política monetaria en las economías desarrolladas también ha contribuido a la volatilidad de los tipos de cambio y podría seguir teniendo ese efecto en los próximos meses , explicó la organización internacional con sede en Ginebra.

América del Norte registró el crecimiento más rápido de las exportaciones y Asia, el mayor crecimiento de las importaciones en la primera mitad de 2018, mientras que las economías basadas en la explotación de los recursos naturales siguieron teniendo dificultades.

Habrá recesión en EE.UU.

En tanto, el premio Nobel de Economía Edmund Phelps evaluó que de aquí a un año, una vez que pase el efecto de la bajada de impuestos decidida por el presidente Donald Trump, Estados Unidos se expondrá a una recesión.

En una entrevista al diario austriaco Die Presse, el macroeconomista estadounidense coronado en 2006 por sus estudios sobre el crecimiento señaló que “una recesión dentro de seis a doce meses es realista. Esto puede llevar un poco más de tiempo según las circunstancias pero también puede ocurrir antes .

Según Phelps, el fuerte crecimiento observado actualmente en Estados Unidos tiene las características “que normalmente preceden a una recesión y fue alimentado artificialmente por Trump, sobre todo con las medidas fiscales.

Dopa la economía a corto plazo. Puede aguantar un año aproximadamente. Pero para conseguir este resultado, el presidente aumentó mucho el endeudamiento del Estado. Va a producirse un contragolpe , evaluó el Nobel.

Esta crisis puede desatarse con el desarrollo de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, así como con la incertidumbre ligada a la política “populista en Italia, que podría “dividir la zona euro , advirtió y evaluó que en este contexto, el Banco Central Europeo (BCE) parece desarmado. Si su presidente Mario Draghi “sube las tasas, asfixia la débil recuperación económica. Si las mantiene a cero, no tiene cartuchos para poder relanzarla cuando sea necesario, alertó. 

Tags relacionados