Nueva York vuelve a cerrar sus escuelas desde el jueves por avance del coronavirus

Lo anunció el alcalde Bill de Blasio. Los establecimientos, a los que asisten 1,1 millones de niños y jóvenes, volverán a cerrar sus puertas por el repunte del Covid-19.

Nueva York anunció el miércoles que las escuelas públicas de la ciudad, a las cuales asisten 1,1 millones de niños y jóvenes, volverán a cerrar sus puertas a partir de este jueves debido al repunte del coronavirus.

"Nueva York alcanzó el umbral de un promedio de 3% de tests positivos durante siete días. Desafortunadamente, esto significa que los edificios de las escuelas públicas estarán cerrados desde mañana, jueves 19 de noviembre, por precaución", dijo el alcalde Bill de Blasio en su cuenta de Twitter.

La ciudad de Nueva York alcanzó el promedio de prueba de positividad de COVID-19 del 3% en siete días. Esto significa que los edificios de las escuelas públicas estarán cerrados a partir de mañana, jueves 19 de noviembre, por precaución.

— Ciudad de Nueva York (@nycgob) November 18, 2020

"Debemos luchar contra la segunda ola de Covid-19", añadió.

De Blasio había advertido durante meses que las escuelas en el distrito escolar más grande del país cerrarían si las tasas de infección por el virus aumentaban por encima del 3% en un promedio móvil de siete días.

New York City has reached the 3% testing positivity 7-day average threshold. Unfortunately, this means public school buildings will be closed as of tomorrow, Thursday Nov. 19, out an abundance of caution.

We must fight back the second wave of COVID-19.

— Mayor Bill de Blasio (@NYCMayor) November 18, 2020

El funcionario también aclaró que, si bien los cierres serán temporales, las escuelas no reabrirán automáticamente en el momento en que la tasa de positividad de siete días caiga nuevamente por debajo del 3%.

El responsable del Departamento de Educación, Richard Carranza, envió un mail a los directores de las escuelas, abiertas parcialmente desde hace ocho semanas, comunicándoles la medida, que no es más que la expresión de que una segunda oleada de coronavirus ha llegado a la ciudad.

Este es el mayor retroceso para la recuperación de la ciudad desde la primavera, cuando las infecciones y las defunciones cayeron en picado.

Muchos padres han expresado su enojo con el alcalde. Es que la media de contagios en las aulas se mostró muy baja desde su reapertura y el incremento de los casos no se vincula a la vuelta a las aulas. Pero, mientras toma esta decisión, De Blasio mantiene la apertura para los restaurantes y los gimnasios, que si están vinculados a ese repunte de postivos.

Para las familias, la reapertura ya supuso problemas debido a la disposición de días y horarios en un calendario limitado en exceso, En ocasiones, a un hijo le tocaba ir un día y al otro, una jornada diferente, por lo que la organización del hogar resultaba difícil.

Muchos padres han expresado su enojo con De Blasio. Es que mientras cierra las escuelas, donde la media de contagios se mostró muy baja, mantiene la apertura para los restaurantes y los gimnasios, que si están vinculados a ese repunte de postivos.

Los padres sostienen que las escuelas podrían funcionar con más regularidad, pero que De Blasio está en manos del sindicato de profesores, muy poderoso en la ciudad.

La educación vuelve a ser toda a distancia, a pesar de que todavía hay muchos niños y adolescentes que carecen de la disponibilidad técnica y de una casa en condiciones para seguir esa enseñanza.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios