Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Moody´s alertó: las cuentas mexicanas podrían sufrir un impacto por el sismo

La calificadora de riesgo indicó que, si bien todavía es temprano para estimar cuáles serán los daños, es posible que presione el gasto público debido a la reconstrucción.

Moody´s alertó: las cuentas mexicanas podrían sufrir un impacto por el sismo

La división de análisis de la calificadora Moody’s aseguró que si bien aún es pronto para que autoridades mexicanas puedan estimar los daños del terremoto que azotó este martes a México, las cuentas públicas pueden verse impactadas dependiendo de los daños y del alivio financiero disponible.

El terremoto magnitud 7.1 que afectó a los estados centrales  de Puebla, Morelos y Ciudad de México, principalmente, dejó al menos 225 muertos y decenas de estructuras afectadas, algunas de ellas que colapsaron totalmente.    

"Aunque es demasiado pronto para que las autoridades tengan una estimación de los daños mientras continúan los trabajos de rescate, es cierto que la actividad económica en esos tres estados, y particularmente en la Ciudad de México, seguirá interrumpida por algún tiempo", dijo un documento de Moody’s Analytics.

Tras el primer sismo de 8.1, el secretario de Hacienda, José  Antonio Meade, dijo que México disponía de los recursos financieros necesarios para afrontar la contingencia, y espera que a comienzos de octubre se defina si México cumple con los parámetros de cobertura para hacer uso de un bono catastrófico que le facilitaría recursos por hasta 150 millones de dólares.

La calificadora crediticia recordó que "durante el terremoto  de 1985, la economía comenzó a contraerse en el cuarto trimestre y la recesión se extendió hasta 1986", pero agregó que "no está claro que la recesión se debió solo a los daños del terremoto ya que el país estaba sufriendo desequilibrios fiscales y de deuda".

El secretario de Hacienda prevé que este año por primera vez México cerrará con un superávit primario, así como una nueva caída en sus requerimientos de deuda pública para 2018.

Al presentar el proyecto de presupuesto para el próximo año, Meade elevó el pronóstico de crecimiento de 2017 a entre 2% y  2,6%, desde el rango previo de entre 1,5% y 2,5%.