Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Mitt Romney y el yerno de Trump, en la danza para la Casa Blanca

Mitt Romney y el yerno de Trump, en la danza para la Casa Blanca

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, se reunirá el fin de semana con Mitt Romney, una figura destacada del Partido Republicano que enfrentó al magnate durante la campaña electoral, lo que desató versiones de que podría ser designado como Secretario de Estado.

El encuentro fue confirmado por fuentes políticas a medios de comunicación norteamericanos, que colocaron a Romney, quien perdió las elecciones presidenciales de 2012 contra Barack Obama, en la disputa por la cancillería, en la que están el ex alcalde de Nueva York Rudy Giuliani, el ex embajador ante la ONU John Bolton, y a la que se agregó ayer la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley.

"Creo que es bueno que se reúna con gente como Romney. Hay un montón de gente talentosa con las que necesita relacionarse", dijo ayer el senador Jeff Sessions, que integra el equipo de transición para la formación del nuevo gobierno. Romney calificó durante la campaña como un "fraude" y "farsante" a Trump y dijo que, de llegar a la Casa Blanca, llevaría al país al "abismo".
El presidente electo recibió ayer al primer ministro japonés, Shinzo Abe, en su torre de Manhattan, donde continúa bajo máxima discreción negociando el diseño de su gobierno.

Trump, que no tiene experiencia en la función pública, y demostró escaso conocimiento de la diplomacia internacional en la campaña, mantuvo un encuentro ayer con Henry Kissinger, ex secretario de Estado de los presidentes Richard Nixon y Gerald Ford, con extensa carrera como consultor político, aunque empañada por su papel en el golpe de Estado en Chile (1973), que fue apoyado por la CIA.

Otro nombre que puede llegar a la Casa Blanca es el yerno del magnate, Jared Kushner, de 35 años, casado con Ivanka, según los medios estadounidenses. The Wall Street Journal aseguró, citando fuentes cercanas al equipo de transición, que Kushner está estudiando la posibilidad de tener un papel formal en la Administración, como asesor o consejero del presidente, pero también baraja la opción de trabajar sin cargo oficial. Algunos expertos indicaron que la ley de nepotismo que rige en EE.UU. podría impedirle recibir un sueldo. Hasta ahora, Trump designó Reince Priebus como jefe de Gabinete y a Stephen Bannon como asesor principal.