LA DISCIPLINA FISCAL SER CLAVE PARA ACCEDER A AYUDA FINANCIERA

Ministros de Finanzas de la UE acordaron reformas en la zona euro

El Eurogrupo tendrá mayor poder de fuego para realizar rescates, mejorar la respuesta a quiebras bancarias y vigilar las variables macroeconómicas de los países

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona acordaron una reforma del sector financiero con el objetivo de reforzar el área de la moneda única frente a futuras crisis. Así el Eurogrupo tendrá mayor poder de fuego para realizar rescates y mejorar la respuesta a quiebras bancarias.

En tanto, en el caso del presupuesto comunitario, no hubo acuerdo porque los países solo se muestran abiertos a debatir una versión con funciones limitadas. Tampoco en el tema del Sistema Europeo de Garantía de Depósitos, que no genera consenso ni siquiera para iniciar las discusiones políticas para implementarlo.

"Ha sido una negociación dura pero creo que el resultado es un gran avance en algunos temas clave", dijo el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno.

El paquete de medidas tiene dos pilares: un acuerdo para poner en marcha el cortafuegos del Fondo Único de Resolución y una reforma para dar más poder al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de rescate europeo con el fin de mejorar la prevención de crisis.

El Eurogrupo le dará mayor poder al MEDE en la vigilancia económica de los países que hasta ahora correspondía exclusivamente al Ejecutivo comunitario.

También pactaron "mejorar la eficacia" de las líneas de crédito precautorias que otorgue ese organismo a los Estados que atraviesen dificultades por factores externos y no necesiten un rescate total.

El acuerdo clarifica las condiciones para acceder y establece que los países deberán cumplir con las normas europeas de disciplina fiscal y estarán sometidos a vigilancia regular, de modo que si dejan de cumplir se les retirará la ayuda y se incrementarán los intereses del crédito.

Los ministros acordaron, además, poner en marcha un proceso para "promover la sostenibilidad de la deuda" pública, a través de la introducción de cláusulas de acción colectiva con cláusulas de agregación simple (CAC) en las emisiones de bonos soberanos a partir de 2022.

En la práctica, estas facilitan que los acreedores asuman pérdidas en caso de reestructuración.

El segundo punto fundamental es el pacto sobre el cortafuegos del Fondo Único de Resolución bancaria, que debe intervenir como último recurso para costear las intervenciones europeas de bancos en quiebra y evitar el rescate público.

Tags relacionados

Más de Internacionales