PADRES DE LOS ADOLESCENTES INICIAN CARAVANA HACIA LA FRONTERA CON ESTADOS UNIDOS

México: se multiplican protestas por los estudiantes desaparecidos

Manifestantes quemaron edificio de un congreso estadual. Los familiares de las víctimas siguen con el reclamo de "aparición con vida" y con críticas a Peña Nieto

Un grupo de manifestantes incendiaron el Congreso del sureño estado mexicano de Guerrero junto con algunos vehículos, en protesta por la presunta masacre de 43 estudiantes a manos de policías corruptos y miembros de un cártel de las drogas.
La violencia también afectó otras zonas del país. En el sureño estado de Chiapas manifestantes quemaron una caseta de peaje, mientras que otros más destruyeron la oficina local del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la central ciudad de Morelia.
En Chilpancingo, la capital de Guerrero, integrantes de un sindicato de maestros incendiaron el salón de sesiones del Congreso y quemaron varios autos, de acuerdo con testigos y medios locales.
El caso de los estudiantes, desaparecidos desde septiembre, sacude al Gobierno de Enrique Peña Nieto del PRI, quien asumió el poder en diciembre del 2012 prometiendo controlar la violencia heredada de su antecesor Felipe Calderón.
El fiscal federal, Jesús Murillo, dijo que las investigaciones apuntan a que los alumnos del magisterio de la humilde escuela rural de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero, habrían sido asesinados y sus restos calcinados.
El Papa Francisco lamentó el miércoles lo que calificó como el "asesinato" de los 43 estudiantes en México.
Un grupo de padres de los 43 estudiantes desaparecidos en México partió ayer en caravana hacia la frontera con Estados Unidos para clamar a lo largo del país que sus hijos no fueron masacrados, como teme el gobierno.
"Exigimos el respeto a la vida, que aparezcan nuestros 43 muchachos. Estamos seguros de que están vivos y los vamos a seguir buscando. Vamos en esto hasta el final", dijo Felipe de la Cruz, vocero de los padres, antes de abordar uno de los tres autobuses en los que recorrerán más de 1.700 km hasta la región fronteriza de Chihuahua.
Esta caravana, formada por cinco de los padres y decenas de estudiantes que les apoyan, es la primera de las tres que saldrán hacia diferentes puntos del país desde la escuela rural de magisterio de Ayotzinapa (Guerrero, sur), de la que eran alumnos los desaparecidos.
Estudiantes de este centro de fuerte ideología socialista se acercaron a despedir a los desesperados y exhaustos padres, que subieron a los vehículos portando comida y carteles con los rostros de los jóvenes, que desaparecieron la noche del 26 de septiembre en medio de ataques de policías de la ciudad de Iguala (sur) y narcotraficantes.
Poco después arribó a la escuela una marcha con medio centenar de pobladores de0 Ayotzinapa vestidos de blanco para apoyar estas caravanas, que tienen previsto juntarse el 20 de noviembre en la capital del país.
Al incansable grito de "Vivos se los llevaron, vivos los queremos", los vecinos marcharon bajo el ardiente sol con fotograf¡as de los estudiantes y lanzando fuertes reclamos al presidente Enrique Peña Nieto, inmerso en la peor crisis de su gobierno por este brutal crimen.
Los familiares de los estudiantes no se creen los testimonios de varios detenidos difundidos por la fiscal¡a que reconocieron haber asesinado a los jóvenes, quemado sus cuerpos y arrojado los restos a un río.

Tags relacionados