Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

México busca sobrevivientes entre los escombros que provocó el terremoto

Toda la comunidad mexicana colaboró en las tareas de rescate de heridos y personas atrapadas entre escombros. Varios países anunciaron el envío de ayuda

Muchos no pueden regresar a sus hogares por temor a derrumbes

Muchos no pueden regresar a sus hogares por temor a derrumbes

El trágico terremoto de magnitud 7,1 que sacudió México causó al menos 225 muertos, según la cifra provisional, un saldo que podría aumentar a causa de personas que podrían estar atrapadas bajo los escombros de edificios que colapsaron. Las labores de rescate continuarán por varios días en la capital de México y en los estados afectados de Morelos, Puebla, Guerrero y Oaxaca.

En el Distrito Federal colapsaron al menos 39 edificios, según el alcalde Miguel Ángel Mancera, quien aseguró que salvo en cinco donde se determinó que no hay personas atrapadas, se mantienen las labores de rescate.

El alcalde destacó que al menos 40 personas fueron rescatadas vivas de dos de los edificios desplomados y que unas 600 construcciones serán revisadas para verificar el estado de sus estructuras.

También se informó que hay 800 personas lesionadas en la capital y 220 que permanecen hospitalizadas.

En uno de los eventos más tristes fue el derrumbe de la escuela Enrique Rebsamen donde murieron más de 20 niños y otros quedaron atrapados. Los rescatistas trabajaron de madrugada bajo la luz de generadores, pero la búsqueda se complicó debido a que la escuela amenaza con colapsar por completo.

En varios puntos de las áreas afectadas se observó a vecinos, soldados, personal de defensa civil y de emergencia y voluntarios colaborando con los rescatistas para encontrar personas con vida antes de demoler edificios a punto de caer con maquinaria pesada.

La energía eléctrica ya fue restablecida en un 85% de la capital mexicana, aunque la compañía estatal mantiene cortes en zonas que concentraron el mayor número de derrumbes.

En los estados de Puebla y Morelos, donde se ubicó el epicentro del sismo, también continúan las tareas de rescate en viviendas y construcciones destruidas.

"Hay que reconstruir parte importante de la ciudad de Jojutla, que fue destruida", dijo a la televisión local el gobernador Graco Ramírez.

En tanto, el canciller mexicano Luis Videgaray tomó la palabra de forma imprevista el miércoles en la Asamblea General de la ONU para informar que la ayuda internacional estaba en camino.

Chile y El Salvador enviaron los primeros contingentes de socorristas. México se ubica entre cinco placas tectónicas cuyos movimientos lo convierten entre los países con mayor actividad sísmica en el mundo.

Hasta el momento se han registrado 23 réplicas, la mayor de magnitud 4.

Uno de los primeros líderes internacionales en reaccionar al terremoto fue el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien envió su apoyo al pueblo mexicano. "Dios bendiga al pueblo de la Ciudad de México. Estamos con ustedes y estaremos allí para ustedes", dijo el mandatario en un breve comentario en su cuenta de la red social Twitter, al poco tiempo de conocerse la catástrofe.

En el Vaticano, el Papa Francisco manifestó su conmoción y llamó a los fieles a orar por México. "Elevemos todos juntos nuestra plegaria a Dios para que acoja en su seno a los que han perdido la vida y conforte a los heridos, sus familiares", dijo.