Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Mercosur endurece su posición y amenaza con suspender a Venezuela

Brasil, Paraguay y Argentina, con la disidencia de Uruguay, ratificaron que ejercerán de forma conjunta la presidencia. Persisten diferencias sobre el trato a Caracas

Malcorra junto a sus pares de Uruguay, Nin Novoa, y Paraguay, Loizaga

Malcorra junto a sus pares de Uruguay, Nin Novoa, y Paraguay, Loizaga

Brasil, Paraguay y Argentina acordaron en una declaración conjunta que podrán suspender a Venezuela del Mercosur si hasta el 1 de diciembre su Parlamento no adopta las normas internas en materia comercial y de derechos humanos, y ratificaron que ejercerán de forma conjunta la presidencia del bloque hasta final de año, un tema que estaba en disputa desde que Caracas anunció en julio que asumía ese cargo.

Uruguay, el cuarto miembro fundador del Mercosur, participó de la "Declaración Relativa al Funcionamiento del Mercosur y al Protocolo de Adhesión" de Venezuela, divulgada en la noche del martes, pero se abstuvo de las decisiones anunciadas.

El texto, que sin embargo firmaron los cuatro cancilleres, determina que "el 1 de diciembre de 2016 se analizará nuevamente el estado de cumplimiento de las obligaciones asumidas" por Venezuela en el Protocolo de Adhesión al bloque, y que de persistir el incumplimiento, eso "importará el cese del ejercicio de los derechos inherentes a la condición de Estado parte". El punto refiere al plazo de cuatro años que se le dio a Venezuela en 2012 para adaptarse a la normativa, que incluye acuerdos sobre la libre circulación de bienes, así como el Protocolo de Promoción y Protección de Derechos Humanos y el Acuerdo sobre Residencia de Nacionales de los Estados Partes del Mercosur.

En otro punto, el comunicado afirma que los países firmantes definirán las acciones del bloque en el semestre en curso, adoptarán las decisiones económicas y comerciales, y coordinarán "las negociaciones externas con terceros países", lo que pone a Venezuela fuera de juego en la conducción del Mercosur. Ese apartado refiere además a las tratativas para un acuerdo con la Unión Europea, el único de envergadura que el bloque discute y de cuya negociación Venezuela no participa, justamente por su falta de adaptación a la normativa comercial interna.

La negativa del gobierno de Maduro a aceptar un referendo revocatorio que exige la oposición, junto a la grave crisis económica y política que atraviesa el país, y los cambios de gobierno en Argentina y Brasil, lo están dejando cada vez más aislado en la región. Aunque existen diferencias entre los socios sobre el trato que debe dársele a Caracas. El vicecanciller de Uruguay, José Luis Cancela, dijo en una rueda de prensa ayer que la abstención en la Declaración se debe a que el país no tiene "una aproximación sancionatoria" sino más bien "cooperativa" con Venezuela.

Paraguay y Brasil, por su parte, promueven posiciones más duras. En declaraciones recientes, el canciller brasileño, José Serra, dijo que "no tenía esperanzas" en referencia a la administración chavista, que congeló las relaciones con Brasilia tras la destitución de Dilma Rousseff.

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, rechazó el ultimatum y acusó al Mercosur de utilizar "artimañas antijurídicas", que consideró "reflejo de la intolerancia política y desesperación de burócratas".