POSTERGAN REUNIÓN DE CANCILLERES DE LA UNASUR PREVISTA PARA HOY

Maduro prepara ejercicios militares defensivos por eventual invasión

La Asamblea venezolana ya le otorgó su primer aval a los superpoderes que pidió el presidente, mientras la oposición lo acusa de no enfrentar la grave crisis económica que afecta al país

El presidente Nicolás Maduro consiguió un primer aval del Parlamento venezolano a los superpoderes que pidió para legislar por decreto en materia de seguridad durante seis meses, programó unos ejercicios militares "defensivos" para el sábado, en los que anunció su participación, y advirtió sobre una eventual intervención militar de Estados Unidos en el país.
El mandatario bolivariano, que enfrenta graves problemas económicos y un fuerte deterioro de su popularidad, elevó en los últimos días su retórica antiimperialista luego de que Washington anunciara el lunes la aplicación de sanciones a funcionarios de su gobierno y calificara al país como una "amenaza extraordinaria para su seguridad".
El proyecto de ley habilitante que deberá sancionarse el domingo tras una segunda votación en la Unicameral permitirá a Maduro tomar decisiones para "proteger (a Venezuela) contra la injerencia de otros Estados en asuntos internos de la República, acciones belicistas o cualquier actividad externa o interna que pretendan violentar la paz".
Opositores se manifestaron ayer contra esa decisión, entre ellos Henrique Capriles, que la consideró "otra excusa más para no enfrentar la crisis que golpea a nuestro pueblo". "Más poder para el poder, es lo único que quieren", se quejó el ex candidato presidencial.
La acusación de Barack Obama, que generó el rechazo de Cuba, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, la OEA, Aladi y el Parlasur, y no cosechó hasta ahora adhesiones internacionales, envalentonó a Maduro. El presidente bolivariano aseguró que Estados Unidos tiene listo un proyecto para aplicar un bloqueo financiero y comercial a Venezuela y que se está "preparando para invadirnos".
Las relaciones entre ambos países, que no tienen embajadores desde 2010, empeoraron en las últimas semanas, con la decisión de Maduro de imponer el requisito de visas para el ingreso de estadounidenses, luego de que el Congreso de Estados Unidos aprobara la aplicación de sanciones contra siete funcionarios y ex funcionaros de Caracas.
Un grupo organizado de venezolanos exiliados en Miami pidió ayer al secretario de la OEA una sanción para el embajador venezolano ante ese organismo, Roy Chaderton, por sus polémicas declaraciones en las que comparó el sonido que produce un tiro en una cabeza "escuálida" (supuestamente de un opositor) con una cabeza chavista, en una entrevista televisiva.
La pelea con Washington generó un cortocircuito con el gobierno de Uruguay, que ayer convocó al embajador venezolano en Montevideo tras considerar "inamistosas" unas declaraciones de Maduro con sonoras críticas al recién asumido vicepresidente Raúl Sendic (ver pág. 13).
La reunión de cancilleres de Unasur que había anunciado el presidente de Ecuador, Rafael Correa, para hoy con el objetivo de analizar las medidas de Estados Unidos contra Venezuela se postergó sin fecha prevista, según un vocero de la Cancillería brasileña.