U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Maduro interviene Kellogg a horas de las elecciones

Maduro interviene Kellogg a horas de las elecciones

Las autoridades de Venezuela volvieron a poner en operación una planta que la empresa estadounidense Kellogg había cerrado 24 horas antes. El gobernador del estado Aragua, el oficialista Rodolfo Marco, fue el encargado de reinaugurarla.

Ya el presidente Nicolás Maduro había ordenado públicamente ocupar la única fábrica de cereales que operaba Kellogg en Venezuela, luego de que la compañía resolviera sorpresivamente cesar sus operaciones en medio de la crisis económica que afecta al país.

La medida fue tomada en plena campaña electoral para las presidenciales del próximo 20 de mayo.

Un sector mayoritario de la oposición, que reclama a la comunidad internacional el no reconocimiento de la elección y que no participará, marchó hacia la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) para protestar y denunciar que los comicios están amañados.

El propuesta de la abstención dividió a la oposición de Venezuela y parece jugar a favor de Maduro, que busca un segundo mandato de seis años.

Su principal rival, el ex gobernador del estado occidental Lara, Henri Falcón, quien se apartó de la coalición opositora para postularse a la presidencia de forma independiente, dice que la única forma de derrotar a Maduro es en las urnas.

"Quienes promueven la abstención, no presentan soluciones, ni salidas a la crisis", dijo. Estados Unidos, la Unión Europea y varias naciones latinoamericanas ya criticaron las condiciones de la elección, mientras el presidente estadounidense Donald Trump estudia nuevas sanciones a las medidas ya tomadas que evitan que Venezuela emita más deuda. Maduro dijo al respecto que está dispuesto a un diálogo con Estados Unidos, "siempre y cuando respeten la soberanía de Venezuela". También dijo que su gobierno "no ha eludido" las soluciones a la crisis, sino que ha arreciado la "guerra económica" contra Venezuela.

Maduro también restó importancia al riesgo de que se apliquen nuevas sanciones contra su país tras las elecciones generales. "Son amenazas inaceptables para cualquier país soberano del mundo", dijo.

"Ellos se creen dueños de sus antiguas colonias. Pero no es así, somos gente libre (...) No me importa, pero no me importa para nada la opinión de la élite europea sobre el proceso político venezolano", agregó