Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Macron y Le Pen piensan en la gobernabilidad

Macron y Le Pen piensan en la gobernabilidad

Los ganadores de la primera ronda electoral para la presidencia de Francia –el liberal europeísta Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen– ya apuntan a las legislativas de junio, como si dieran por descontado el triunfo en el ballottage el 7 de mayo.

En cualquier caso, el desafío será reunir una mayoría parlamentaria para poder gobernar y aplicar su programa.

Macron dijo estar convencido de que los franceses serán "coherentes". "Si votan para elegirme presidente (...) me darán una mayoría en la Asamblea" en las legislativas de los días 11 y 18 de junio, aseguró.

El ultraderechista Frente Nacional (FN) de Le Pen espera buenos resultados en esos comicios mientras Los Republicanos –derrotados en la elección presidencial con su candidato conservador Francois Fillon– están dispuestos a luchar para imponer una cohabitación al próximo presidente.

Incluso antes de que se confirmaran los datos definitivos –24,01% para Macron, 21,3% a Le Pen–, se precipitaron los realineamientos y apoyos para la segunda ronda, como la arenga del gobernante Partido Socialista (PS) a favor de Macron, y el instantáneo apoyo de Fillon al joven líder de ¡En Marcha!.

También hubo anuncios imprevistos, como el de Le Pen que decidió apartarse temporalmente de la presidencia de su FN porque así se sentirá "más libre", sin estar "bajo consignas de partido" para enfrentar a Macron, al que calificó de "debilucho". Ella aún no recibió respaldos públicos de peso político, pero sí embates a su propuesta.

El presidente francés, el socialista Francois Hollande, incluso consideró que elegir a Le Pen con su plataforma xenófoba, nacional populista, euroescéptica y anti ajuste supone un "riesgo" para Francia.

Otro que se apartó de la dirección de su partido –Los Republicanos– fue Fillon, tras quedar en un tercer lugar con 20,01% de los votos, y anunció que no se presentará a las legislativas de junio.

Las últimas encuestas otorgan el favoritismo a Macron, que lograría en torno al 62% de los votos, frente al 30% de Le Pen.

Hasta ahora, el ex ministro de Economía se ha negado a cerrar cualquier acuerdo con otros partidos, salvo con el de François Bayrou, su aliado centrista.