U$D

MIÉRCOLES 24/04/2019

Macron asegura que reconstruirán Notre Dame en sólo cinco años

El papa Francisco pidió la movilización de todos para recuperar "el patrimonio arquitectónico y espiritual de París, de Francia y de la humanidad"

Fue importante el incendió, pero afectó a un sólo sector del templo

Fue importante el incendió, pero afectó a un sólo sector del templo

El incendio en la catedral de Notre Dame en París terminó. Ahora viene el tiempo de evaluar y lamentar las pérdidas, reconstruir lo que se pueda e investigar lo sucedido.

Por lo pronto llegaron a Francia gestos y muestras de generosidad pocas veces vista desde casi todos los rincones del planeta y, fundamentalmente, de los grandes empresarios franceses.

El presidente Emmanuel Macron expresó su deseo de que la reconstrucción demore tan sólo cinco años, aunque los especialistas consultados por la prensa señalan que habrá que esperar entre 15 y 20 años para ver nuevamente a esta iglesia gótica en todo su esplendor nuevamente.

"Reconstruiremos la catedral aún más bella y quiero que esté acabada en cinco años", dijo el jefe de Estado desde el Palacio del Elíseo y señaló que el hecho "nos recuerda que nuestra historia no se detiene nunca y que siempre tendremos pruebas que superar".

El siniestro se prolongó durante más de 12 horas, pero los cimientos del edificio resistieron, por lo que los bomberos pudieron contener el fuego en sólo un sector del edificio.

En la evaluación final se determinó que se salvó gran parte de los tesoros que tenía, entre ellos la Santa Corona de espinas que la tradición considera que llevaba Jesucristo durante su crucifixión.

Sin embargo las llamas destruyeron dos terceras partes del entramado del tejado, una maravilla de la arquitectura de madera europea, y su emblemática aguja.

Una multitud se hizo presente durante todo el día de ayer en la plaza ubicada frente a la catedral para manifestar su apoyo.

Por el momento se desconocen sus causas, pero las autoridades creen que fue un accidente provocado por las obras de restauración que se estaban realizando en el tejado del templo. Unos quince obreros que trabajaban en la obra son interrogados.

Las muestras de solidaridad no se hicieron esperar. Menos de 24 horas después del inicio del siniestro, se habían recaudado más de 700 millones de euros en promesas de donaciones de grandes empresas francesas, como LOréal y Total.

La televisión pública francesa anunció asimismo que transmitirá el sábado en directo un gran concierto, que reunirá a grandes artistas, para recaudar fondos.

El papa Francisco, por su parte, pidió la "movilización de todos" para que Notre Dame pueda volver a ser "el patrimonio arquitectónico y espiritual de París, de Francia y de la humanidad".

La catedral es el monumento histórico más visitado de Europa, con entre 12 y 14 millones de visitantes anuales. La UNESCO, con sede en París, prometió por su parte trabajar con Francia para restaurar la catedral, inscrita desde 1991 en su lista de Patrimonio de la Humanidad.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el ruso Vladimir Putin y el chino, Xi Jinping, entre muchos otros expresaron su tristeza por el sinisestro y se mostraron dolidos por la pérdida del patrimonio histórico de Francia y de la humanidad.