Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Lula, complicado por un nuevo caso de corrupción

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, ya investigado por asuntos vinculados a la corrupción en Petrobras, es objeto de otra averiguación por supuestos fraudes con ventajas tributarias para el sector automotriz, según confirmó ayer la Policía Federal.
Lo que intenta determinar la Policía es si Lula participó en forma directa o indirecta en unos supuestos sobornos de empresarios de la industria automotor a funcionarios de su gobierno, que habrían influido para la aprobación de medidas en favor de ese sector.
Los hechos que se investigan habrían ocurrido en 2009, durante el segundo mandato de Lula, padrino político y antecesor de la actual mandataria, Dilma Rousseff, quien en la época se desempeñaba como ministra de la Presidencia.
Según las autoridades judiciales, un grupo de empresas del sector automotor sobornó a funcionarios del gobierno que promovieron unas medidas decretadas posteriormente por Lula, mediante las cuales les fue reducida la carga tributaria.
Esas empresas también son investigadas por manipular a su favor los procesos del Consejo Administrativo de Recursos Fiscales (CARF), un departamento del fisco encargado de sancionar a los defraudadores de impuestos y que, según sospecha, en realidad facilitó maniobras para evasiones tributarias por parte de esas compañías.
Lula ya ha declarado sobre este caso ante la Policía, pero en calidad de testigo, y aseguró que desconocía el asunto.
Su abogado, Cristiano Zanin Martins, afirmó que "no hay nada que justifique" esta averiguación y mucho menos que Lula haya pasado a ser considerado "investigado" en vez de "testigo".
Esta nueva averiguación se suma a otra iniciada por la Policía en torno a supuestas operaciones para el blanqueo de parte del dinero desviado de la estatal Petrobras, en la cual Lula también figura como "investigado".