Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Los principales aliados de Dilma, cada vez más cerca de romper con el Gobierno

Eduardo Cunha, presidente de la cámara de Diputados de Brasil y uno de los referentes del PMDB,  defendió que se quiebre la alianza. El martes que viene, el partido someterá a votación si sigue siendo parte o no del Ejecutivo.

Los principales aliados de Dilma, cada vez más cerca de romper con el Gobierno

"Voy a votar la salida definitiva del PMDB (Partido del Movimiento Democrático de Brasil" del Gobierno. Espero que los demás miembros del Directorio Nacional, en su gran mayoría, voten en ese sentido", fueron las palabras con las que Eduardo Cunha, presidente de la Cámara de Diputados de Brasil y referente del aliado principal del PT, llamó a sus compañeros partidarios a romper la alianza con la administración de Dilma Rousseff.

Cuhna aseguró, sumamente crítico con el Gobierno de Dilma, que "el PMDB tiene que tener compromiso con lo mejor para el país" y consideró que "no tiene que continuar ayudando al proyecto del PT, con el cual gran parte de sus miembros no concuerda".

"El PMDB no tiene que ser parte de ese proyecto y sólo servir para dar apoyo parlamentario a las medidas y propuestas del propio PT. No tenemos compromiso de seguir vinculados con este proyecto que está hundiendo a Brasil", dijo, categórico, el líder del PMDB en Diputados. 

La postura de Cunha representa al sector más intransigente del partido respecto de la continuidad de la alianza con el PT, aunque hay otros dirigentes que piensan que no se debe abandonar el Gobierno.

"El PMDB siempre ha tenido como característica contar con grupos divergentes en su seno. Esa es la realidad del PMDB. Algunos pueden romper pero no habrá un desembarque total", afirmó Jaques Wagner, otro de los integrantes del partido y secretario personal de la Presidencia.

El presidente del partido, Michel Temer, quien también se desempeña como vicepresidente de la Nación, no participará de la Convención Nacional, aunque habilitó a los miembros del partido a reunirse el próximo 29 de marzo para discutir el quiebre con el PT.

La semana pasada rompieron con la coalición de gobierno los partidos Republicano Brasileño (PRB) y Laborista Brasileño (PTB), que en conjunto suman 40 de los 513 escaños de la cámara baja.

El PMDB cuenta con 69 diputados, de modo que si se concreta la ruptura el gobierno habría perdido más de 100 votos en cuestión de días, y en momentos en que la cámara baja se apresta para decidir si propondrá que Rousseff sea sometida a un juicio político.

El trámite de ese proceso está ahora en manos de una comisión de 65 diputados que analiza si existen méritos jurídicos para avanzar hacia un juicio, que la oposición fundamenta en unas irregularidades fiscales que supuestamente el gobierno cometió en 2014 y 2015.

Esa comisión presentará un informe al pleno de la Cámara de Diputados, que por una mayoría calificada de dos tercios (342 votos) decidirá si archiva la causa o la remite al Senado.