Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Las perspectivas de crecimiento del PBI en Brasil se moderan para 2017

Las expectativas de la comunidad económica se derrumbaron en el último mes. Se registró un déficit de cuenta corriente récord y caída de las ventas minoristas

Las perspectivas de crecimiento del PBI en Brasil se moderan para 2017

El mercado redujo por décima semana consecutiva sus expectativas de repunte de la economía brasileña en 2017. Según la última encuesta semanal del año del boletín Focus que divulga el Banco Central, la economía crecerá apenas un 0,5%, cuando hace tan sólo cuatro semanas atrás preveían un crecimiento del 0,98%.

Para este año, la previsión es de una contracción del PBI de 3,49%, algo menor a la caída de 3,8% que tuvo en 2015. Así se prolongó por segundo año consecutivo la peor recesión de la mayor economía latinoamericana en más de un siglo.

Uno de los datos que preocupó a los analistas este fin de año es el anuncio de un déficit primario en el Gobierno central de 38.356 millones de reales para noviembre, en lo que es el peor resultado para el mes desde 1997.

Así, el acumulado desde enero dio como resultado un déficit 94.158 millones de reales.

Según el Tesoro, para el mes de diciembre se espera un déficit de 73.000 millones, con una meta fiscal para el año de 170.000 millones.

Entre tanto la dinámica económica de Brasil sigue disparando números en rojo. Las ventas en centros comerciales, por ejemplo, cayeron el 3% durante el período navideño, según un estudio divulgado por una asociación de comerciantes.

El descenso sigue la línea de la reducción que experimentó el sector en todo 2016, que acumula un retroceso del 3,2%, correspondiente a 140.500 millones de reales (unos u$s 43.000 millones), según la Asociación Brasileña de Vendedores en Centros Comerciales (Alshop).

La asociación argumentó que la débil evolución de las ventas se debe a las dificultades de obtención de crédito, el aumento del desempleo, la alta carga tributaria, el fin de incentivos fiscales y la inseguridad apreciada en el panorama político y económico del país.

En cuanto al desempleo, Brasil superó en octubre los 12 millones de desempleados y una tasa de paro récord del 11,8 %, según datos oficiales del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística.

En 2016 muebles y artículos domésticos se anotaron los peores resultados con una caída en las ventas del 9%, seguidos de los productos de tecnología y comunicación (-6,5%) y los electrodomésticos (-4,5%).

No obstante, aumentaron las de los perfumes y cosméticos (7,3%), joyas y relojes (3,5%) y calzado (3%).
El informe de Alshop es el resultado de una investigación realizada a cerca de 150 centros de compras, que albergan en su interior a alrededor de 7.500 tiendas.