Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Las lecciones que dejó la primera interna

Los resultados de los caucus de Iowa, que abren el camino a la Casa Blanca, dejan un nuevo escenario político, completamente diferente del que existía antes del lunes y de cara al próximo round en New Hampshire, el martes que viene. Por un lado, los sondeos preliminares indican que Bernie Sanders llega a la siguiente primaria con ventaja sobre Hillary Clinton. Una derrota de la ex secretaria de Estado en New Hampshire, después de una tan apretada victoria en Iowa, encendería todas las alarmas, aunque sondeos a nivel nacional aún la colocan como la favorita entre demócratas.
Entre los republicanos, la primaria de Iowa mostró no solo que es posible derrotar a Donald Trump, sino que en realidad la disputa por la nominación presidencial es en realidad una carrera de tres personas, ya que se debe tener en cuenta a Ted Cruz y a Marco Rubio, a quienes Trump llamó despectivamente "los dos cubanos". Para muchos analistas, Rubio fue el gran ganador de Iowa y se posiciona firme como el candidato que puede salvar a los republicanos de los "extremistas" Cruz y Trump.