Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La sorpresa confiable

Emmanuel Macron llega al ballotage sin antecedentes de peso, sin un partido político consolidado detrás, pero con el apoyo de todo el arco político tradicional francés que rechaza el triunfo de la ultraderecha.
De 39 años, nació en la ciudad de Amiens en el seno de una familia de la alta burguesía.
Militó en las filas del Partido Socialista, aunque se convirtió en un influyente ejecutivo de la Banca Rotschild.
Francois Hollande lo nombró en 2012 secretario general de la Presidencia y, sólo dos años después, ministro de Economía.
El ala izquierda del PS cuestionó a Hollande por el nombramiento por ser referente del sector más liberal y partidario del libre mercado. En ese período, el desempleo aumentó en el país y el gobierno aprobó una reforma laboral que reivindicó las demandas empresarias.