Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La producción de vehículos brasileña se contrajo 21% en el primer semestre

Paradas en las fábricas, falta de piezas y la reducción de la jornada laboral por la adhesión al programa de protección de empleo perjudicaron el nivel de actividad en el sector

La producción de autos se contraerá 5,5% este año

La producción de autos se contraerá 5,5% este año

Las automotrices en Brasil recortaron 3% la producción de vehículos en junio, frente a igual mes del año pasado, y un 21,2% en el primer semestre, en la comparación anual, informó ayer Anfavea, la entidad que representa al sector.

Se produjeron en junio 182.600 unidades entre autos de paseo, utilitarios livianos, camiones y ómnibus, lo que representó una suba de 4,2% ante mayo, que tuvo un día útil menos.
Aunque la caída en la comparación anual fue inferior al promedio que se registraba desde el inicio del año, fue el peor junio en términos de producción de autos desde 2004, cuando se fabricaron 179.700 vehículos.

El resultado del primer semestre, con 1,02 millones de autos producidos, también fue el más bajo en doce años. La expectativa de Anfavea es que la producción de vehículos cierre el año con una contracción de 5,5% ante 2015.

Las paradas en las fábricas o en algunos sectores de los parques industriales de las automotrices como Hyundai, Renault e Iveco, junto a la interrupción en la producción de Volkswagen por falta de piezas, perjudicaron en junio el nivel de actividad, que sufrió además por la decisión que tomaron varias empresas de reducir las jornadas de trabajo por la adhesión al programa de protección de empleo, como Ford, MAN y Caoa, que produce vehículos de Hyundai en Anápolis.

Esta semana, la fábrica de Chery en el interior del Estado de San Pablo decidió frenar sus actividades por cinco meses. En el complejo industrial de Iveco en Sete Lagoas (Minas Gerais), las líneas que producen camiones pesados y furgones Ducato funcionarán solamente de martes a jueves durante julio. Las medidas se adoptaron para reducir los stocks frente a la falta de reacción en la demanda.

Considerando solo los autos de paseo y comerciales livianos, como pick up, las fábricas armaron en junio en Brasil 175.200 unidades, 3,2% menos que en el mismo mes de 2015, pero 4% más que en mayo.

En las plantas de camiones, desde donde salieron 5.600 unidades el mes pasado, la producción subió 5,4% en la comparación anual y 4,5% frente a mayo.
En el caso de las ómnibus, el resultado de julio significó un aumento de 1,4% anual y de 22,3% en la comparación mensual.

Anfavea informó que la ocupación en las automotrices, incluyendo el sector de máquinas agrícolas, cayó 0,2% en junio, ante mayo. Trabajaron 127.700 personas en las empresas asociadas a la entidad.

La economía brasileña se contrajo 3,8% en 2015 y se espera una caída similar para este año.