Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La premier británica confirmó una salida total de la Unión Europea

La líder conservadora dijo que dejarán el bloque europeo, pero que buscará negociar acuerdos comerciales tanto con sus ex socios como con el resto del mundo

La premier británica Theresa May realizó un discurso optimista

La premier británica Theresa May realizó un discurso optimista

La primera ministra británica, Theresa May, confirmó que el Reino Unido abandonará la Unión Europea, aunque se comprometió a someter el acuerdo final del Brexit a una doble votación en el Parlamento.

"No nos quedaremos la mitad dentro o la mitad fuera", dijo la premier en un esperado discurso en Lancaster House de Londres. May anunció un plan de 12 puntos para una salida total de la UE, llamado "Brexit limpio" o "duro", en el que también anunció que las propuestas del gobierno escocés serían consideradas como parte del proceso de salida.
La líder conservadora señaló que quiere que el Reino Unido sea capaz de negociar acuerdos comerciales con otros países de todo el mundo como parte de los planes para crear una "Gran Bretaña verdaderamente global".

Sin embargo, agregó que buscarán el mayor acceso posible a la UE a través de un nuevo acuerdo de libre comercio amplio, audaz y ambicioso. "Este acuerdo puede tomar elementos de los arreglos actuales de la UE en ciertas áreas", aclaró.

También dejó en claro que quería un "acuerdo aduanero" con los otros 27 Estados miembros de la UE como parte de los esfuerzos para garantizar que el Brexit conduzca a un buen sistema de "comercio libre de bienes y servicios entre Gran Bretaña y los estados miembros de la UE".

Sugirió que el Reino Unido podría reducir impuestos a la inversión, generando un posible paraíso fiscal para la inversión europea, si la UE no ofrecía a Gran Bretaña un buen acuerdo comercial.
Respecto a la inmigración, May dijo que su intención es garantizar los derechos de los ciudadanos de la UE en el Reino Unido, y de los británicos que viven en Europa, pero con controles .

También aseguró que los derechos de los trabajadores se mantendrán bajo el Brexit, pero quiere reforzar esos derechos y asegurar que las leyes sigan el ritmo de los cambios en el mercado laboral.
El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, valoró el anuncio "más realista" realizado por May y reiteró que la UE está "unida" y preparada para negociar ese proceso.

"Es un proceso triste, pero al menos el anuncio es realista", indicó.
El líder laborista Jeremy Corbyn, en cambio, acusó a la primera ministra de que querer convertir el Reino Unido en un "paraíso fiscal rebajado". "No es un plan para negociar con los 27 países de la UE sino en realidad una amenaza para el empleo, los servicios y el nivel de vida del pueblo británico", aseveró.