Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La oposición y el candidato de Correa pelean el ballottage en Ecuador

Con 38,4% de los votos no le alcanzaba a Lenin Moreno para evitar la segunda vuelta. Lasso lo seguía anoche con casi 30 puntos mientras que Viteri, única mujer, quedaba tercera

Guillermo Lasso convocó a los demás candidatos

Guillermo Lasso convocó a los demás candidatos

El candidato de Rafael Correa, Lenin Moreno, y el opositor Guillermo Lasso peleaban anoche la segunda vuelta electoral para definir al próximo presidente de Ecuador el 2 de abril. Al cierre de esta edición, con el 60% de los votos escrutados, el candidato oficialista del partido Alianza PAIS sumaba 38,40% seguido de Lasso, de la agrupación CREO-SUMA, con 29,51%.

Para ganar en primera vuelta, el sistema electoral ecuatoriano requiere que un candidato obtenga más del 40% de los votos válidos y una diferencia de 10 puntos con el segundo.

En tercer lugar se encontraba Cynthia Viteri (PSC) con 15,72%, y en cuarto, Paco Moncayo (Acuerdo Nacional por el Cambio) con 7,27%.

Luego de 10 años en la jefatura del Estado, Correa manifestó su pleno respaldo a Moreno. Prometió dejar la política luego del traspaso del mando el próximo 24 de mayo.

El desafío para el próximo mandatario será la creación de empleos, afrontar un abultado endeudamiento y sostener millonarios planes sociales.

Al cierre del escrutinio y apenas trascendieron encuestas a boca de urna, Lasso hizo un llamado público a otros líderes de la oposición. "Es tiempo de una unidad más grande, por eso le pido a Cynthia Viteri y a Paco Moncayo, al Partido Social Cristiano, a Pachakutik y a Izquierda Democrática trabajar juntos", dijo junto a su compañero de fórmula Andrés Páez. "Más del 60% de los ecuatorianos le dijo No al gobierno, ellos quieren un cambio", evaluó el ex banquero y llamó a sus simpatizantes a supervisar el conteo oficial que realiza el Consejo Nacional Electoral (CNE).

El viernes pasado, en entrevista con Radio del Plata, Moncayo adelantó que "muy a su pesar", en escenario de ballotage ,le daría su respaldo a Lasso, de 61 años.

Tanto Lasso como la ex diputada y periodista Viteri encarnan políticamente a la derecha conservadora y el descontento de una parte de los ecuatorianos con las políticas socialistas de Correa. Cada uno hizo campaña con la promesa de creación de empleos, la reducción de impuestos, mayor inversión extranjera y la convocatoria a una consulta popular para reformar la Constitución del 2008.

El candidato oficialista, ex vicepresidente entre 2007 y 2013 prometió continuar el proyecto político de Correa centrado en programas sociales, participación activa del Estado en la economía y una mejor distribución de la riqueza.

El estilo conciliador de Moreno –que compitió con su compañero de f‘fórmula y actual vicepresidente Jorge Glas Espinel– contrasta con el temperamental Correa, pero de igual manera se propone continuar la Revolución Ciudadana, así como atender a la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y a la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur).

Los comicios presidenciales y legislativos transcurrieron sin mayores contratiempos para elegir entre ocho binomios a la presidencia y 137 miembros de la Asamblea Nacional, además de cinco representantes para el Parlamento Andino.

Los electores se pronunciaron además en una consulta popular sobre una prohibición para que funcionarios públicos tengan inversiones en paraísos fiscales, que en caso de ser respondida afirmativamente por la población, recién entrará en vigor dentro de un año.